LECHE DE VACA Y CALCIO “LA GRAN MENTIRA”

ioiuoiuEs cierto que todos los mamíferos pasamos por un periodo de lactancia. La leche materna es muy necesaria para la buena construcción del cuerpo del recién nacido, así como determinante para su salud futura. Si esta leche es de calidad, el bebé obtendrá los nutrientes necesarios para la formación de su organismo y también adquirirá los elementos requeridos para la creación de un buen sistema inmunológico y una flora intestinal completa y eficaz.

Todas las hembras de las especies lactantes son capaces de fabricar el tipo de leche adecuada para satisfacer las necesidades fisiológicas de sus crías. La leche de cada hembra animal, contiene los elementos adecuados que las crías de esa especie animal requieren para su nutrición y podrán procesar y asimilar. Por instinto, todos los mamíferos tienen un impulso innato de beber la leche de su madre, o en su defecto, de una hembra de su especie. Las cabras toman leche de cabra, las crías de búfalo toman leche de búfala, y los terneros toman leche de vaca.
Cuando se ha visto que un animal, por instinto, vaya a tomar una leche que no es la de su especie?. Solo los humanos (y las mascotas de los humanos por imposición) tomamos leche de animales que no son de nuestra especie; y si lo hacemos no es por instinto, es mas bien una cuestión educacional. Cuando se ha visto un animal que tome leche después del periodo de lactancia? Solo los humanos lo hacemos.

NOS RECOMIENDAN TOMAR LECHE A LO LARGO DE TODA NUESTRA VIDA CUANDO EN REALIDAD EL SER HUMANO, COMO EL RESTO DE LOS ANIMALES MAMÍFEROS, TIENE UN PERIODO DE LACTANCIA ESTIMADO CUANDO ES BEBÉ. DESPUÉS DE ESE PERIODO EL CUERPO ESTÁ DISEÑADO PARA TOMAR OTRO TIPO DE ALIMENTOS, NO SIENDO YA NECESARIA LA LECHE MATERNA.

En nuestra sociedad occidental, y recalco lo de occidental porque no debéis pensar que en todas las partes del mundo la gente tiene la costumbre de tomar leche de vaca, nos han hecho creer desde pequeños que la leche animal, de vaca en la mayoría de los casos, es saludable y necesaria para el crecimiento y mantenimiento de los huesos. También se dice que la proteína de la leche de vaca es necesaria, y que sus nutrientes en general son saludables y por lo tanto recomendables para los humanos. La costumbre de tomar este tipo de leches viene de la ganadería rural de tiempos lejanos, donde la gente comenzó a introducir los lácteos en su gastronomía habitual como una forma de añadir posibilidades culinarias derivadas de la versatilidad de la leche de su ganado. Esta costumbre, muy comprensible sin duda y también respetable, sobrevivió con tiempo. Hoy en día continuamos consumiendo todos estos productos derivados de la leche animal, con la total convicción de que son saludables y necesarios.

Si hubo teorías hace muchos años acerca de los beneficios sobre la salud derivados del consumo de leche de vaca, hoy por hoy esas teorías han quedado anticuadas y han sido desmanteladas por experiencia práctica que demuestra el efecto dañino de los lácteos.

LA LECHE DE VACA SOLO ES SANA PARA LAS CRÍAS DE SU ESPECIE. EL CONSUMO DE LECHE DE VACA POR PARTE DE LOS HUMANOS ES PERJUDICIAL E INAPROPIADO.

productos-lacteos-leche

 

Mito: LA LECHE DE VACA ES RICA EN PROTEÍNA DE ALTA CALIDAD Y POR LO TANTO ES MUY BENEFICIOSA PARA LA SALUD

La leche de vaca contiene nutrientes de muy alta calidad PARA LOS INDIVIDUOS DE SU ESPECIE. Por desgracia, los nutrientes de este tipo de leche, incluída la proteína, no son bien asimilados por el sistema digestivo de los humanos y por lo tanto, no son bien aprovechados; se convierten en residuos y lo único que hacen es crear toxinas y acidez interna en niños y adultos.

(Los seres humanos asimilamos bien la caseína de la leche materna pero no la de la leche de vaca. Ésta puede inflamar el organismo y ser causa de intolerancias y alergias. Además está constatado que los niños que toman varios vasos de leche al día tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman.)

Mito: “SI NO TOMAS LECHE DE VACA, ¿DE DONDE OBTIENES EL CALCIO?”

Esta pregunta nace de la manipulación de los medios de comunicación comprados por las grandes empresas productoras de este alimento, que no paran de hacer hincapié en el consumo de leche utilizando como estrategia comercial que esta bebida es la principal fuente de calcio.

¡ESTE ARGUMENTO ES UNA MENTIRA!

El calcio que contiene la leche no es asimilado correctamente por el organismo y por lo tanto se acumulará dentro de nuestro cuerpo creando todo tipo de problemas.

El calcio es un mineral necesario para nuestro cuerpo, especialmente para nuestro sistema óseo. Pero para que nuestro cuerpo pueda asimilar correctamente este mineral, necesita estar en proporción adecuada con otros minerales como el magnesio, hierro, zinc, selenio, cobalto…

Nuestros huesos no están constituidos únicamente por calcio. La estructura ósea consta de 74 minerales en proporciones muy concretas. Por lo tanto, el calcio aislado de farmacia o el contenido en la leche de vaca no nos van a servir para cubrir las necesidades de nuestro cuerpo ya que para su correcta asimilación necesitamos de otros minerales orgánicos. El calcio aislado va a desperdiciarse y se va a depositar en diferentes partes de nuestro cuerpo.

¿De dónde obtenemos el calcio entonces?

Las personas que tienen una alimentación rica en frutas y verduras frescas, nunca tendrán problema de falta de calcio o de minerales en su cuerpo. En el mundo vegetal podemos encontrar con creces todos los minerales que necesita nuestro cuerpo en la proporción adecuada.
Si nos fijamos en los animales, los elefantes por ejemplo, no toman ningún tipo de leche después de ser bebés. Se alimentan a base de vegetales y sin embargo son los animales más robustos que existen. Sus fuertes colmillos y resistente estructura ósea demuestran que no existe carencia de ningún mineral.

(Está demostrado que las mujeres vegetarianas que no toman leche tienen un 18% de pérdida de hueso mientras las omnívoras padecen una pérdida ósea del 35% en las edades críticas. El mejor ejemplo de esto es Estados Unidos. Este país es el número uno en consumo de lácteos, y también es el número uno en porcentaje de padecimiento de osteoporois. Esto contradice la teoría de los beneficios de la leche y es una evidencia de lo que estamos argumentando en este artículo. Las mujeres en China no tienen la costumbre de tomar leche de vaca y son las mujeres con menor índice de osteoporosis del planeta.)

LECHE DE VACA INDUSTRIAL

No teniendo bastante con lo mencionado, quiero añadir que la leche industrial todavía agrava más su potencial nocivo. Si no es ecológica, si no está garantizada la completa salud de la vaca madre, es muy probable que contenga hormonas, medicamentos y químicos procedentes de la cría intensiva de estos animales. Esto añade otro factor a su potencial nocivo. En este caso, no solo estaríamos consumiendo un alimento cuyos nutrientes no son adecuados para nosotros, si no que estaríamos consumiendo una bebida contaminada y alterada cuyos efectos sobre la salud pueden ir mucho más allá de las simples alergias, acumulaciones de calcio e intolerancias. Muchos trastornos hormonales y enfermedades degenerativas han sido referenciadas al consumo de leche de vaca industrial y todos sus derivados.

ALTERNATIVAS A LA LECHE ANIMAL

A día de hoy existen todo tipo de bebidas vegetales que aportan nutrientes muy beneficiosos para el organismo y además son deliciosas. Entre las mejores bebidas vegetales tenemos la bebida de avena, arroz, espelta, kamut, soja, avellanas y almendras. Las podemos encontrar puras o con sabores naturales de vainilla, coco, chocolate, canela, limón… cada vez se consiguien bebidas vegetales más saludables y con sabores más agradables.

Si después de leer este artículo sigues dispuesto a consumir productos lácteos, lo harás porque quieres o porque no puedes evitar dicho placer; no porque consideres que son alimentos saludables o imprescindibles para tu cuerpo.

C/Conde de Aranda nº 13 Metro Retiro Salida Lagasca
Tel: 91 31 31 409
Horario: De lunes a sábado de 9h a 21h
www.solnatura.net

Autor: solnatura

CENTRO SOLNATURA · C/ Constancia 41, 28002 Madrid · Tel: 91 31 31 409 · info@solnatura.net

Comparte este artículo en

Pin It on Pinterest

Share This