OLIGOELEMENTOS PRINCIPALES

 
CENTRO SOLNATURA
 
C/ Conde de Aranda, 13 28001  Madrid

Metros: Retiro y Serrano
Tel: 91 31 31 409
Horario: De lunes a sábado de 9h a 21h

 

 

 

www.solnatura.net
 


Los oligoelementos son sustancias químicas que se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo para intervenir en su metabolismo. Se les conoce de esta manera (oligoelementos) debido a que la cantidad requerida de cada uno de ellos es menor a 100 mg. Estos elementos químicos, en su mayoría metales, son esenciales para el buen funcionamiento de las células. 

Es muy importante tener una aportación diaria de oligoelementos dentro de nuestra alimentación, ya que nuestras células son permanentemente atacadas por el estrés, el cansancio, los disgustos y las enfermedades, por consiguiente, el consumo de estos elementos químicos activan dos sistemas que luchan en contra de estos radicales llamados: enzimáticos (actividad controlada por la disponibilidad del cobre, del manganeso, del zinc o del selenio) y nonenzimaticos (antioxidantes como las vitaminas C y E). 

Estos sistemas participan en varias funciones corporales y cada elemento tiene un rango óptimo de concentraciones, dentro de los cuales el organismo funciona adecuadamente por la eficiente estipulación del sistema inmunitario, que crea resistentes defensas contra estos radicales que envejecen o perjudican nuestras células. Por otra parte, este sistema inmunitario podría dejar de funcionar eficientemente tanto por presentar deficiencia como por presentar exceso en uno de estos oligoelementos. 

Llevar una dieta balanceada en nutrientes, grasas y oligoelementos será determinante para que nuestro sistema inmunitario produzca las defensas necesarias que eviten que nos enfermemos o nuestras células envejezcan prematuramente. A continuación te presentamos las propiedades de algunos oligoelementos esenciales para nuestro organismo: 

Aluminio: tiene una acción en el sistema nervioso. Ayuda al trabajo intelectual y mejora los estados de ansiedad, insomnio y estrés.

Azufre: El azufre es un regulador de las propiedades alérgicas en asociación al manganeso.  El azufre mejora las defensas de las vías aéreas superiores contra las infecciones especialmente en casos de amigdalitis, rinofaringitis y otitis.

Bismuto: Es utilizado para el tratamiento de amigdalitis y faringitis.

Calcio: El calcio ayuda a la formación y solidez de los huesos y los dientes, contribuye a la coagulación de la sangre y a las funciones musculares. Es importante en la prevención de la osteoporosis de las mujeres en periodo de menopausia.

Cobalto: Es un elemento anti-espasmódico ( contra los dolores de tipo cólico) y muy utilizado en ciertos casos de migrañas. En asociación con el magnesio se utiliza en los problemes circulatorios y la hipertensión. En asociación con el zinc y el níquel, se utiliza en los problemas hepato-pancréaticos como la diabetes.

Cromo: Este elemento activa el metabolismo de la grasas y ayuda a disminuir las tasas de colesterol en sangre.

Cobre: Es un elemento anti-inflamatorio muy utilizado en el reumatismo, también facilita la absorción del hierro y se puede utilizar en ciertos casos de anemias.

Flúor: Elemento que participa a la fijación del calcio en los huesos y el esmalte dental.

Fósforo: Primordial para el sistema nervioso ( forma parte de los fosfolípidos). Es utilizado para mejorar los estados de nerviosismo y fatiga intelectual.

Hierro: Forma parte de la hemoglobina que interviene en el transporte del oxigeno por los glóbulos rojos en la sangre.

Litio: Es un oligoelemento del sistema nervioso, ayuda y regula el ciclo de sueño y el estado de animo.  Se utiliza en tratamiento de los problemas psicosomáticos.

Magnesio: Tiene un efecto sobre el sistema nervioso y circulatorio. Es muy utilizado en los tratamientos de espasmos nerviosos y ansiedades, así que ayuda en ciertos tipos de alergias.

Manganeso: Es un modulador del sistema inmunitario y junto con el azufre se puede utilizar en alergias respiratorias de tipo asma o  eccema.

Molibdeno: Juega un papel importante en la producción del ADN ( nuestro código genético).

Níquel: Es un elemento utilizado en los disturbios del hígado y el páncreas.

Oro: Actúa a nivel de los tejidos conectivos, es muy apreciado por su poder cicatrizante. Es también un estimulante del sistema circulatorio.

Plata: En asociación con el cobre o el oro sirve como agente preventivo de las infecciones, es muy útil en periodos de convalecencia y astenia.

Potasio: Ayuda a la regulación de la cantidad de agua en el organismo, regula el ritmo cardíaco  Es fácilmente eliminado en el sudor. Un exceso o falta importante pueden producir disturbios en el ritmo cardíaco. 

 

 

cris

Selenio: Participa en el funcionamiento de una enzima: la glutation peroxidasa que destruye a su vez los radicales libres. Su propiedad anti-radicales libres es utilizada en los tratamientos anti envejecimiento. Junto con la vitamina E es un antioxidante y contribuye a las defensas del organismo contra los efectos de la vejez.

Sílice: Participa en favorecer una buena calidad de la piel y los huesos y un buen funcionamiento de las articulaciones. También participa en el  buen funcionamiento de la próstata.

Sodio: Este elemento regula junto con el potasio, la repartición del agua en el organismo, Favorece las correctas funciones nerviosas y musculares. 

Yodo: Participa en el buen funcionamiento de la glándula tiroidea. Se encuentra en las algas y los frutos del mar.

Zinc: Es un co-factor de diferentes funciones de crecimiento, inmunidad y de la cicatrización de la piel.

 

 

pied

Autor: solnatura

CENTRO SOLNATURA · C/ Constancia 41, 28002 Madrid · Tel: 91 31 31 409 · info@solnatura.net

Comparte este artículo en

Pin It on Pinterest

Share This