EL COLON IRRITABLE

EL COLON IRRITABLE

Hoy vamos a transmitiros información sobre un problema que afecta a muchísimas personas en el mundo. Este problema es el  del colon irritable. Vamos a explicar de manera clara y sencilla en qué consiste esta alteración.

Colon irritableHay veces que padecemos dolor intestinal, diarrea, estreñimiento, hinchazón abdominal, gases, malestar general, mucosidad en las heces, espasmos intestinales, depresión, ansiedad, fatiga… Si sufres de estos síntomas y en las exploraciones médicas no te han encontrado nada anormal, seguramente te habrán diagnosticado colon irritable. Te habrán dicho que la causa es emocional o de tipo nervioso. Seguramente te habrán mandado a casa con una caja de ansiolíticos y antiespasmódicos en el bolsillo, dándote el consejo de que aprendas a convivir con tus síntomas.

Los síntomas de colon irritable, pueden solucionarse muy fácilmente. El principal error en el diagnóstico del colon irritable, es asumir que los síntomas provienen de un desequilibrio en el colon. Por eso creemos que es mejor hablar del síndrome del intestino irritable, ya que la palabra intestino engloba tanto el intestino grueso, como el intestino delgado. En nuestra opinión, la mayoría de personas que padecen del síndrome de colon irritable sufren de un desequilibrio en el intestino delgado y por este motivo las exploraciones médicas típicas, para evaluar el estado del colon, no detectan ninguna anomalía. Las pruebas que se suelen llevar a cabo como  las ecografías, no están diseñadas para detectar los desequilibrios de la pared intestinal. En la pared intestinal tenemos vellosidades; pero éstas no son detectables en una ecografía, como tampoco lo son las enzimas digestivas. Puede existir un excesivo crecimiento de microorganismos, microbios patógenos, etcétera…que asímismo no se ven en esta prueba diagnóstica.

Al ser un desequilibrio tan poco estudiado, no es de extrañar que todavía no haya tratamientos eficaces y solamente se recurra a los ansiolíticos y a los antiespasmódicos.  Pero hemos de saber que con eso, el problema no se soluciona, si no que se agrava.

 

colon

 

La causa básica del colon irritable

¿Por qué el intestino funciona mal? ¿Por qué tenemos todos esos problemas? ¿A qué se debe el colon irritable? La respuesta es  siempre la misma: la mala alimentación. En anteriores entradas os recomendamos la forma más saludables de tener un desayuno saludable, una excelente comida  o la forma más apropiada de tener una  cena sana y natural.

 

familia

 

¿Cuáles son los alimentos que causan el colon irritable?

  • Pan
  • Harinas
  • Pastas refinadas
  • Azúcares
  • Lácteos
  • Refrescos
  • Café
  • Alcohol
  • Tabaco

 

no

 

Estas sustancias no solamente no nos van a aportar nutrientes, sino todo lo contrario; lo que verdaderamente hacen es robar nutrientes a nuestro organismo. Pero lo peor es que  producen irritación intestinal y algunas de las deficiencias nutricionales más comunes. Este tipo de dolencia es contemplada a diario en el Centro Solnatura.

Una de las deficiencias más notables son algunas vitaminas  y algunos minerales, que el organismo necesita aportar diariamente.

Estas deficiencias impiden la formación de ácido clorhídrico y de enzimas pancreáticas. La deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico, impide el correcto desarrollo de las vellosidades intestinales. Estas vellosidades son las encargadas de fabricar unas enzimas que ayudan a digerir ciertos hidratos de carbono, que están en los alimentos  como los cereales,  la lactosa, las patatas, etcétera… Sin suficiente ácido clorhídrico, sin suficientes enzimas digestivas, la digestión de estos hidratos de carbono, sólo se lleva a cabo parcialmente.

Una digestión mal acabada, produce  una fermentación en el intestino y da lugar a la acumulación de toxinas.

La mala digestión produce gases y sustancias como el ácido láctico y el ácido acético, que son los que provocan la irritación intestinal.

 

Los procesos de fermentación que todos  conocemos, como el del vino, el de la cerveza, etcétera,  son unos procesos en los cuales hay unas levaduras que son las que se encargan de alterar el producto, en su estado inicial. Se producen entonces una serie de gases muy nocivos y tóxicos. El proceso es muy similar al que ocurre en nuestro intestino.

Cuando se está fermentando el mosto de la uva o se está elaborando cerveza, se generan una serie de gases muy peligrosos. Tanto es así, que si una persona  está en el lugar en el que se lleva a cabo el proceso, puede incluso morir  al respirarlos.

En el intestino nos ocurre exactamente lo mismo. La fermentación da origen al excesivo crecimiento de microorganismos como bacterias, hongos y parásitos en el intestino delgado. Estos a su vez destruyen las sustancias beneficiosas que hay en nuestro intestino como pueden ser las enzimas digestivas,  que han llegado allí, procedentes del hígado y del páncreas, o las que fabrica el propio intestino. Las enzimas digestivas son unas sustancias que se encargan de la digestión y también nos van ayudar a la absorción de hidratos de carbono. Si nos faltan, lo que se produce es más fermentación. Surgen entonces problemas intestinales constantes, gases muy a menudo, diarrea, estreñimiento o dolor intestinal, hinchazón, malestar general, mucosidad en las heces, espasmos intestinales, depresión, ansiedad, fatiga, cansancio, etc….. Si se padecen estas alteraciones de manera continuada, al final tendrá lugar la irritación del colon.

Los microorganismos patógenos que hay en el intestino se alimentan de nutrientes. Si no existe un equilibrio interno de microorganismos y flora intestinal beneficiosa, esto puede llevarnos a una desnutrición interna. Hay que añadir  además, que estos microorganismos generan sus propias sustancias de desecho, que son altamente irritantes y tóxicas para la pared intestinal. Debido a la irritación causada por la excesiva producción de toxinas, ácidos, gases, hidratos de carbono mal digeridos etc… la pared del intestino se defiende, produciendo una gran cantidad de mucosidad. La excesiva mucosidad intestinal impide a su vez el contacto de los alimentos con la pared intestinal. Esto genera que las enzimas que ayudan en su digestión y absorción, no ejecuten bien su función. Al no estar en contacto con las bífido-bacterias, el resultado es una vez más, la fermentación. Las personas que tienen este problema del síndrome de intestino irritable o colon irritable, se encuentran dentro de un círculo vicioso de difícil escapatoria, a no ser, que se lleve a cabo un tratamiento adecuado a base de algo tan sencillo como son los cambios en la alimentación.

 

arroz

 

El tratamiento para el colon irritable es muy sencillo. Lo único que se requiere es disciplina y autocontrol.

 

Siempre es mejor no dejar que el deterioro sea mayor y los males irreversibles. Se requiere un poco de esfuerzo y paciencia. Pronto se obtendrán resultados.

En el Centro Solnatura os vamos a ayudar con tratamientos de gran calidad y con unas reglas de alimentación exactas. Os vamos a decir qué alimentos se pueden comer y cuáles no. Los tratamientos de colon irritable os van a ayudar más pronto de lo que esperáis  a regenerar el daño que se ha producido en el intestino. Los tratamientos son muy fáciles de llevar a cabo y los resultados son espectaculares. Con un poco de educación en salud natural y nutrición, vuestra vida puede cambiar completamente.

Dolor de tripa por colon irritableUna persona con problemas intestinales o con el colon irritable, puede tener dolores musculares. Pero esto no es siempre así. Es posible que otra con los mismos problemas intestinales, pueda tener dolores en las articulaciones y otra posiblemente lo que note es cansancio. También se pueden tener problemas en la vista, o padecer taquicardias. Nos podemos encontrar con el mismo desarreglo, que causa diferentes síntomas, dependiendo de la persona. Cada una de estas manifestaciones, las podríamos catalogar como síntomas del colon irritable.

Cada persona tiene unos síntomas o una manera diferente de manifestar los síntomas. Pero en una cosa siempre se coincide y es en la repercusión anímica de ese problema en la mayoría de los pacientes.

Como información adicional a esta entrada y para que tengáis más información de las causas y prevención del colon irritable os recomendamos que veáis la conferencia impartida por Miguel Ángel Ruiz de nuestro Centro Solnatura sobre La vida Intestinal

Os recuerdo el teléfono del Centro Solnatura :  91 31 31 409. Estamos a partir de las nueve de la mañana hasta las nueve de la tarde o de la noche. No cerramos a mediodía.
Estamos de lunes a sábado para ayudaros con vuestros problemas, tenemos consultas telefónicas dirigidas a todas las personas que no podéis venir. Las personas que vivís lejos, o que tenéis problemas para desplazaros, simplemente llamáis al 91 31 31 409 y un especialista os atenderá. Estará encantado de ayudaros.
Las personas que sí podéis acudir al Centro, simplemente llamáis y pedís hora. También estamos disponibles mediante nuestro formulario de contacto.

 

verdu

 

Si desean ampliar esta información, no duden en contactar con nosotros a través del teléfono 913131409 o bien a través de nuestra página web:

www.solnatura.net. También puede visitarnos en la calle Conde de Aranda  nº 13

Madrid CP 2800

Posted by on 12 mayo, 2015
solnatura

Pin It on Pinterest

Share This