HIPÓCRATES, EL PADRE DE LA NATUROPATÍA

HIPÓCRATES, EL PADRE DE LA NATUROPATÍA

Hubo un tiempo en que la Medicina y la Naturopatía​ eran una misma cosa. Esto es debido a que las personas siempre han equilibrado sus dolencias utilizando las materias primas y remedios naturales que han estado a su alcance. De hecho, en el mayor fragmento de nuestra historia y hoy en día en ciertos lugares del mundo, estos conceptos son uno solo: Medicina.

 

Representación pictórica de Hipócrates

 

 

En el punto de la historia en que nuevas prácticas alejadas de los métodos naturales de curación se apropian del término medicina, es cuando los practicantes de métodos naturales se ven obligados a rebautizar su práctica con el nombre de Naturopatía, que viene a significar etimológicamente, “el camino de la naturaleza”.

De este modo, la Naturopatía se sigue practicando, pero ha sido relegada a un estatus inferior. A una etiqueta de pseudociencia, cuando realmente es el método de curación ejercido por los más grandes de la medicina histórica (Hipócrates, Avicena, Galeno, Paracelso…). Hipócrates (460 a. C., Isla de Cos, Grecia) sigue siendo el padre de la medicina.

Los futuros médicos, cuando acaban la carrera de medicina y antes de empezar a ejercer, hacen el llamado “Juramento Hipocrático. Este juramento es una tradición histórica, tiene carácter simbólico y marca unas pautas de conducta ética para la práctica de la profesión.

Estos son algunos de los principios médicos asentados por Hipócrates:

  • Somos lo que comemos” ​ es decir, la importancia de la buena alimentación si se quiere estar saludable.
  • No hay enfermedades si no enfermos” ​. Esa máxima, viene a sugerirnos que cada persona es un mundo, y por lo tanto, hay que abordar cada caso como una unidad y personalizar las recomendaciones considerando al individuo, su situación y sus necesidades particulares.
  • El cuerpo se pone flácido y rechoncho por llevar una vida sedentaria”. ​ Es decir, la importancia del movimiento y del ejercicio.
  • Que el alimento sea tu medicina” ​. Este dato enunciado por el maestro nos vuelve a recordar que lo que introducimos en nuestro organismo en forma de alimentos, si estos son saludables, va a equilibrar nuestro estado sin necesidad de ninguna medicina adicional.
  • Las personas que comen vegetales frescos, enferman menos o lo que puede llamarse también, “La dieta alcalina”.
  • Todo con moderación” . La búsqueda del equilibrio y la importancia del término medio.

Paradójicamente, donde estos principios hipocráticos son practicados con rigor, es en el campo naturopático y no en el médico. La Naturopatía sí que contempla estos principios proclamados por Hipócrates. Esto viene a anunciarnos que Hipócrates no es el padre de la medicina actual, es el padre de la Naturopatía.

Hipócrates es y siempre ha sido el padre y el símbolo de la Naturopatía.

Médicos llevando a cabo una operación

 

La medicina practicada hoy en día en clínicas y hospitales oficiales y la que se aprende en las universidades de nuestro país, así como la que defiende el Colegio de Médicos, no tiene nada que ver con los principios hipocráticos. Nada en absoluto. De hecho, estos principios no son enfatizados en la práctica habitual de la medicina de nuestros días. Los médicos realizan el juramento hipocrático como una mera formalidad, pero la carrera de medicina no hace hincapié en el ejercicio de los principios de Hipócrates. – (Miguel​ ​Ángel​ ​Ruiz Novo -, ​ ​Naturópata y mentor y colaborador de Solnatura​)

Posted by on 23 septiembre, 2017

Pin It on Pinterest

Share This