LA  ALIMENTACIÓN  VEGETARIANA  Y/O  ECOLÓGICA

LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA Y/O ECOLÓGICA

 

Seguramente, después de haber leído este título denominado “LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA”, automáticamente  te hayan venido a la mente varios tópicos:

 

 

TÓPICO:  “La dieta vegetariana no puede ser sana porque no aporta todos  los nutrientes que necesita nuestro organismo”

 

Quiero hacer mención a este tipo de tópicos, con el fin de dejar claro y de determinar de aquí en adelante, que ese concepto es efectivamente un TÓPICO; UNA IDEA IMPLANTADA, UN MITO; UNA FALSEDAD. Esa idea proviene de la filosofía nutricional occidental de hace más de un siglo, y hoy en día ha quedado obsoleta.  El concepto de que debemos comer carne y pescado con el fin de obtener una alimentación equilibrada, ha sido aventajado por goleada hace ya muchos años por el descubrimiento de sistemas de NUTRICIÓN AVANZADA, que hoy en día, suele  promover una alimentación VEGETARIANA y ECOLÓGICA.

 

UNA DIETA  EQUILIBRADA ES UNA DIETA QUE CONTIENE LOS NUTRIENTES NECESARIOS, EN LA PROPORCIÓN NECESARIA, PARA GARANTIZAR EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DEL ORGANISMO Y FAVORECER SU METABOLISMO ÓPTIMO.

 

 

En el mundo vegetal, podemos encontrar TODOS los nutrientes que necesita el organismo. Es cuestión de conocer lo que la naturaleza nos  ofrece y combinarlo de una manera equilibrada. Es una pura cuestión de adentrarse en este mundo y conocerlo mejor.

TÓPICO: “Dieta vegetariana = verduras crudas o hervidas sin gracia y sin sabor”

 

ficha_12-platos-por-persona-degustacion-vegetariana-de-verano-en-el-restaurante-mandarina-por-10

La dieta vegetariana, si uno adquiere conocimiento básico de la misma, tiene infinitas combinaciones de productos y sabores deliciosos y suculentos que por lo general dejan perplejo y a la vez encantado al escéptico o al neófito.

Mencionar que hay culturas  milenarias  como  la cultura de las personas de India, donde casi el 90% de la población es vegetariana. Llevan siendo  vegetarianos desde hace miles de años, y es un país que se caracteriza por la buena genética y resistencia de sus  habitantes y por la casi total ausencia de Cáncer. Esto no es casualidad. Los países donde la población vive  de manera más natural y donde la alimentación es vegetariana, poseen menos índice de enfermedades degenerativas.

Para ilustrar esta realidad, os muestro el mapa mundial del Cáncer (Color rosa sería con más incidencia y azul claro con menos incidencia).

PUEDES DEDUCIR TÚ MISMO LA CONCLUSIÓN YA QUE EL MAPA HABLA POR SI SOLO.

 

Con esto no pretendo indicar que la alimentación vegetariana vaya a ser la vacuna contra todo  mal. Aquí no hablamos en términos absolutos. Hablamos de tendencias. Y es inevitable rendirse ante la evidencia de que las personas que llevan un estilo de dieta más natural y consumen alimentos de origen vegetal o no procesados industrialmente, tienen más tendencia a tener buena salud.

No debemos confundir alimentación vegetariana con alimentación ecológica. Voy a definir el significado de producto ECOLÓGICO ( También llamado biológico u orgánico):

 

 

PRODUCTO ECOLÓGICO: (Producto fabricado o materia prima en cuyo cultivo o elaboración, no se han empleado sustancias artificiales, pesticidas, abonos químicos, hormonas, alteraciones genéticas o procesos artificiales que hayan podido alterar el carácter natural del producto o materia prima. Este tipo de comercio, por lo general se atiene a las normas éticas del intercambio justo y tradicional y promueve la no explotación de especies animales y vegetales.)

 

Una dieta ecológica, no necesariamente tiene que ser una dieta vegetariana. Los productos ecológicos pueden ser de todo  tipo. Carnes, lácteos, huevos, aceites, cereales, vegetales….

 

Los alimentos que consumamos, sean vegetarianos o no, deben ser siempre productos ecológicos porque esto garantiza que no son productos adulterados.

 

Es preferible llevar una dieta no vegetariana con alimentos ecológicos aunque sean de origen animal,  que una dieta vegetariana con alimentos vegetales transgénicos, llenos de pesticidas y abonos químicos.

 

Aclarados estos puntos, vamos a centrarnos en la dieta vegetariana dando  por sentado que es a base de productos ecológicos:

Vamos a demostrar que los nutrienes que necesita el cuerpo, se hallan todos ellos en el mundo vegetal:
MINERALES Y OLIGOELEMENTOS: Se encuentran en TODOS los elementos del reino vegetal.

 

PROTEÍNA DE ALTA CALIDAD: Legumbres, frutos secos, algas, germinados, bebidas vegetales, tofu, seitan…

 

LÍPIDOS: Frutos  secos, aceites vegetales naturales

 

HIDRATOS DE CARBONO: Verduras, frutas, frutos secos, legumbres, cereales..

 

VITAMINAS:  Se pueden encontrar todas ellas en el reino vegetal, incluida la vitamina B12, la cual puede encontrarse en alimentos como el germen de trigo, la soja y las algas verdes.

 

ENZIMAS DIGESTIVAS: Papaya, piña, hortalizas,frutas, germinados….

 

FIBRA: Los vegetales y cereales en general contienen gran cantidad de fibra, sobre todo en su cáscara.

 

 

Esta información es muy básica y esquemática, pero es para tener una idea general de qué tipo de alimentos  contienen cada tipo de nutriente. Por  supuesto, se puede realizar un desglose mucho más complejo y exhaustivo, sobre todo  con los aminoácidos y las vitaminas que contiene cada alimento; sin embargo, para la idea que quiero transmitir en este artículo con esta información nos basta.

Si llevamos una alimentación vegetariana que contenga una combinación adecuada de todos estos  alimentos  arriba mencionados, podemos estar seguros de que vamos a estar saludables, limpios y llenos de energía.

Hoy en  día,  en supermercados  especializados o en grandes supermercados, suele  haber una sección dedicada a la alimentación ecológica y nutricionalmente especializada. Podemos encontrar todo  tipo de productos  saludables e innovadores: Todo  tipo de  bebidas vegetales (Avena, espelta, kamut, soja, arroz) de diferentes sabores deliciosos, yougures sin leche, cremas, hamburguesas, embutidos y salchichas vegetarianas, todo tipo de zumos, panes, cereales, quesos y huevos  ecológicos (para aquellas personas que no coman carne ni pescado pero sí tomen lácteos y huevos), postres, pizzas, arroces, algas, pastas integrales…..

 

 

Veamos las ventajas que conlleva la alimentación vegetariana y ecológica:

 

-Si los alimentos se consumen crudos, en zumo natural o en batido, estaremos tomando alimentos alcalinos, los  cuales neutralizan la acidificación y envejecimiento prematuro del organismo.

Son alimentos  limpios y que a penas generan deshechos nocivos y putrefacciones mórbidas. La dieta que incluye carnes y pescados favorece enormemente la putrefacción interna, y por lo tanto, el exceso de toxinas.  La carne y el pescado que comemos, no son otra cosa que  cadáveres que una vez ingeridos, desarrollarán un galopante proceso de degeneración pútrida y por lo tanto una gran cantidad de deshechos, parte de los cuales NO son expulsados y pasan al torrente sanguíneo.

-En base  a lo anterior, los vegetales tienen  una mayor Bio-disponibilidad que los porductos animales y lácteos. Bio-disponibilidad significa qué cantidad nutritiva de ese alimento puede ser aprovechado por el cuerpo. Está demostrado que la carne, el pescado y  la leche animal, poseen nutrientes como por ejemplo la proteína, pero  sin embargo, esos  nutrientes no son bien asimilados o  aprovechados por el cuerpo y gran parte de su contenido se convierte en deshechos.  Con los vegetales, sin embargo, hay un mayor índice de aprovechamiento y por lo tanto, tienen mayor Bio-disponibilidad. Aprovechamos mejor los nutrientes de una hortaliza o un vaso de bebida de avena que de un trozo de carne o un vaso de leche entera de vaca.

-Otra razón para apostar  por una alimentación vegetariana es la denuncia al maltrato  y sobre-explotación de los animales. Si en el reino vegetal encontramos todos los nutrientes y combinaciones de alimentos para realizar exquisitos manjares, qué necesidad  tenemos de seguir contribuyendo al abuso de los animales y su ínfame modo de vida en los establecimientos de matanza y cría intensiva?

 

 

TÓPICO: El ser humano debe comer carne porque está en la cima de la cadena alimenticia.

 

 

Queramos  o  no, lo reconozcamos  o no, cuando compramos carne en un supermercado, estamos contribuyendo a atroces  abusos de manera  directa. Bajo el punto de vista de muchos vegetarianos célebres, “el consumo de carne animal solo se vería justificado en condiciones de pura necesidad de supervivencia, y siempre y cuando  sea uno mismo quien mate a estos animales para comer.” De esa manera existiría un equilibrio y sólo así podríamos defender un estatus en la cadena alimenticia. Lo que tenemos hoy en día no es equilibrio. Utilizar nuestra omnipotencia para esclavizar a otras especies no constituye un equilibrio ni nos corrobora como especie en la cima de la cadena  alimenticia. El daño que estamos haciendo a muchas especies animales es atroz, egoista y tirano;  y también la tiranía puede ser pasiva desde el momento en que compramos la carne para nuestro consumo. Hoy por hoy, no tenemos derecho ni siquiera defender el estatus de proclamarnos como animales en la cima de la cadena. En ese aspecto hemos dejado de ser animales para convertirnos en una amenaza mucho más terrible. Hemos  roto el equilibrio natural y eso es irrefutable.

 

 

TÓPICO: Pero entonces, los vegetarianos no son consecuentes con su teoría porque si hablamos de violencia, cuando comemos  una planta también la estamos matando y puede tener consciencia y sufrimiento al igual que los animales. Lo que ocurre es que no es tan notorio o dramático.

 

 

Muy cierto. Sin embargo, aunque nos empeñemos en negarlo y en justificarnos, en el fondo todos  sabemos que hay que buscar el equilibrio; el punto intermedio, ya que las cosas no pueden ser blancas o negras siempre. Todos intuimos donde están los límites a los que debería llegar la violencia y no creo que haya un  solo lector de este ártículo, que cuando se pare a pensarlo detenidamente, apruebe los abusos a los que sometemos a los animales de consumo humano utilizando como  justificación que las plantas también son asesinadas.

Cuando arrancamos una lechuga, por ejemplo, también la estamos matando. Existe un tipo de vegetarianos de tendencias muy extremas que censuran por completo la acción de matar para comer. Por ese  motivo solo se alimentan de frutas, hortalizas y cereales que han caído de forma natural de los arbustos o lugares de origen.
Aquí  no pretendo establecer el límite entre lo correcto y lo incorrecto. Esa  valoración la tiene que hacer cada uno a nivel subjetivo e individual. Mi punto de vista no es extremo, ni tomo una posición de blanco o negro.

El punto de vista intermedio y equilibrado es una cuestión peliaguda y relativa. Los extremos del tipo “matar indiscriminadamente ” o “no matar absolutamente nada”, se alejan del equilibrio. Mi posición es la de tratar de reducir la explotación y la violencia al mínimo posible. Es evidente que la explotación y abuso más deplorables e hirientes se encuentran en el trato con especies animales.

Antiguamente la gente  tenía sus  granjas, sus  huertas y sus cultivos, que servían de sustento a las familias. No había sobreproducción industrial.  Los  granjeros  recogían  sus cosechas y mataban ellos mismos  a los animales para comer. Este  tipo de economía doméstica y estilo de alimentación, si bien no era  vegetariano, al menos se hallaba más cerca del equilibrio natural.

Con el vegetarianismo y la defensa de una alimentación ecológica, aparte de defender la salud, contribuimos a la protesta contra la explotación de especies animales y cultivos masivos y transgénicos de especies vegetales.

 

 

Todo  se resume en el concepto de tratar de buscar el equilibrio y una forma de vida y alimentación que sea satisfactorio para nuestros sentidos y necesidades, pero desde el respeto por las especies y la defensa  de los derechos  básicos de otros  seres vivos. La alimentación ecológica y vegetariana, normalmente están en armonía con esta filosofía.

 

 

Para finalizar, cito unas reflexiones de vegetarianos célebres:

Imagen del escritor, filósofo y maestro León (Lev) Tolstoi

“Si los mataderos tuvieran paredes de cristal, todos seríamos vegetarianos”.

Paul McCartney (Cantante británico)

“Nada beneficiaría más a la salud humana que la evolución hacia una dieta vegetariana”.

Albert Einstein
“En mi mente la vida de un cordero no es menos preciada que la de un humano”.

Mahatma Gandhi

“La alimentación de los hombres superiores, está basada en frutas y raíces crudas”.

Miguel de Cervantes

“Si un hombre aspira a vivir una vida más amorosa y espiritual; su primera decisión debería ser la de abstenerse de matar y comer animales”.

León Tolstoy

“Mientras existan mataderos habrá campos de batalla”.

León Tolstoy



CENTRO SOLNATURA

C/ Conde de Aranda, 13 28001  Madri
Metros: Retiro y Serrano
Tel: 91 31 31 409
Horario: De lunes a sábado de 9h a 21h

 

www.solnatura.net

 

 

 

Posted by on 6 agosto, 2013
solnatura

Pin It on Pinterest

Share This