LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA C PARA NUESTRA PIEL Y NUESTRA SALUD

LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA C PARA NUESTRA PIEL Y NUESTRA SALUD

La vitamina C es un nutriente esencial para los seres humanos, siendo imprescindible para nuestro metabolismo. El problema, es que la mayoría de los organismos la pueden crear, mientras que nosotros no, por lo que es necesario que la consumamos diariamente.

Vaso de zumo de naranja y pomelo

La característica principal de la vitamina C es su capacidad antioxidante, que contribuye a evitar el envejecimiento prematuro y a proteger la membrana de los vasos sanguíneos. Además, juega un papel muy importante en la cicatrización de las heridas y a la hora de sintetizar el colágeno, que se encuentra en todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo, pero fundamentalmente en la piel. De esta forma, si tenemos carencia de vitamina C, nuestra piel tendrá un aspecto menos elástico y más envejecido.

¿Qué más funciones tiene la vitamina C?

Otra de sus contribuciones más importantes es ayudar en la síntesis de los neurotransmisores, como en el caso de la serotonina, comúnmente conocida como hormona de la felicidad. Al segregar las cantidades adecuadas de serotonina, se favorece la digestión, el control de la temperatura corporal, el deseo sexual y el ciclo del sueño.

Facilita y potencia la absorción del hierro procedente de alimentos de origen vegetal, e interviene en la regeneración del tejido conjuntivo, así como también regula la resistencia capilar y ósea. Por otra parte, ayuda a proteger las mucosas, reduciendo la posibilidad de contraer determinadas infecciones y enfermedades.

Alimentos que aportan una gran cantidad de vitamina C

Consumiendo 100 gramos al día de alimentos como el perejil, el pimiento, la col de Bruselas, la papaya, el kiwi o las fresas, estamos aportando a nuestro organismo la cantidad de vitamina C diaria que necesitamos.

Pero hay otros alimentos que destacan por su alto contenido en vitamina C como, por ejemplo, la naranja, la mandarina, el pomelo, los mangos, la piña o las moras en el caso de las frutas, y la coliflor o la col, la cebolla, el tomate, los espárragos, las espinacas, las cebollas, los guisantes, las acelgas y el aguacate, en el caso de las verduras.

Una nutritiva ensalada de frutas llena de vitamina C

Al día será suficiente con consumir dos o tres de los alimentos arriba mencionados para llegar así a la cantidad de vitamina C recomendada.

Enfermedades relacionadas con el déficit de vitamina C

La enfermedad más asociada o relacionada con la carencia de vitamina C es el escorbuto, que produce la inflamación y el sangrado de las encías, así como la aparición de hematomas en el cuerpo debido a cualquier tipo de roce, choque o impacto.

Sin embargo, como ya hemos comentado, la vitamina C actúa como antioxidante, por lo que previene la aparición de enfermedades degenerativas, propias de la tercera edad como es el Alzheimer o la arterioesclerosis.

También es importante su labor frente a las enfermedades cardiovasculares, que consiste en disminuir el colesterol, evitando la adherencia de grasa en los vasos sanguíneos y reduciendo la posibilidad de sufrir infartos. Además de reforzar las paredes de las arterias, se previenen hemorragias internas. Y es que, si no tomamos la cantidad suficiente de vitamina C, nuestros vasos sanguíneos no van a estar fuertes, pudiendo romperse con mayor facilidad.

Así mismo, las personas con falta de vitamina C pueden padecer una mayor debilidad inmunológica, lo que hará que enfermen con mayor facilidad y frecuencia. También, los dolores de articulaciones, el reblandecimiento óseo, la debilidad muscular o el cansancio crónico, están relacionados por la carencia de vitamina C.

 

 

Ante cualquier duda, o consulta, no dudes en contactarnos directamente!

91 31 31 409

En Solnatura, te vamos a ayudar!

Posted by on 25 enero, 2017

Pin It on Pinterest

Share This