LA TENSIÓN ARTERIAL

LA TENSIÓN ARTERIAL

La tensión o presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando la presión de la sangre se eleva, principalmente, cuando las paredes de las arterias se endurecen y se vuelven más estrechas debido a suciedad pegada compuesta de grasa, calcio y toxinas (placa de ateroma), o se vuelven rígidas debido a tóxicos en el organismo, es lo que la gente conoce como hipertensión.

 

Doctor tomando la tensión a un paciente con un tensiómetro.

 

No se debería estar atado toda la vida a la medicación para la hipertensión, de hecho, lo ideal sería poder evitarla. Y es que, en nuestra sociedad, son muchísimas las personas que han sido incluidas en diferentes programas crónicos con medicamentos que, además de no solucionar el problema, pueden llegar a agravarlo por los diversos efectos secundarios que producen.

La hipertensión no se trata de una enfermedad crónica, como muchas opiniones nos quieren hacer creer, sino que es algo totalmente controlable por el propio organismo con ayuda de métodos naturales.

 

PRINCIPALES CAUSAS QUE PUEDEN PROVOCAR UNA SUBIDA DE LA TENSIÓN ARTERIAL

  • Obesidad.
  • Saturación hepática por grasa y toxinas.
  • Hipotiroidismo o hipertiroidismo.
  • Embarazo.
  • Píldoras anticonceptivas.
  • Drogas.
  • Antiinflamatorios (ibuprofeno, corticoides).
  • Anticongestivos nasales.
  • Nicotina.
  • Estrés.
  • Arterioesclerosis.

 

SEÑALES DE QUE LA TENSIÓN VA A DAR PROBLEMAS

  • Dolor de cabeza intenso (evitar ciertos analgésicos que provocan mayor subida de tensión).
  • Dolor en el tórax.
  • Dificultad para respirar.
  • Vértigos y mareos.
  • Hormigueo en diferentes partes del cuerpo.
  • Aturdimiento, confusión.
  • Hemorragias nasales.

 

RECOMENDACIONES DE SOLNATURA PARA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE

El ejercicio físico y alejarse de una vida sedentaria, es algo que es necesario no solo para prevenir la hipertensión, sino también para todo el mundo. Por ello, es recomendable realizar algún tipo de ejercicio de manera regular, para mantener el cuerpo sano, y en el caso que nos ocupa, favorecer la correcta dilatación de las arterias a fin de facilitar el flujo sanguíneo.

Respecto a la alimentación, es muy importante tener un peso correcto y adecuado a nuestra edad y nuestra estatura, con el propósito de prevenir el sobrepeso, o la obesidad en los casos más extremos, ya que son situaciones que pueden desequilibrar nuestra tensión arterial derivando en problemas graves de salud.

Por esta razón, hay que estar muy atentos a nuestros hábitos alimenticios, siendo indispensable llevar una nutrición adecuada para nuestro organismo. Un claro ejemplo de alimentación saludable es la dieta del pH que proponemos en Solnatura, mediante la cual, obtendrás salud, equilibrarás tu metabolismo y alcanzarás tu peso óptimo; todo ello, por medio del consumo de alimentos alcalinos y neutros, en su mayoría de origen vegetal y de procedencia ecológica.

 

Cuchara de madera con sal marina gruesa.

 

Dentro del ámbito alimenticio, también hay que resaltar que, al contrario de lo que se piensa, la sal no produce hipertensión; el problema se da cuando el tipo de sal que se consume ha sido refinado, lo que la convierte en un elemento perjudicial para la salud. Si bien es cierto que se debe moderar el consumo de sal, no deja de ser un elemento imprescindible para la vida, por lo que nunca hay que suprimirla completamente de la dieta.

La sal es tan necesaria, que es esencial para el correcto funcionamiento del corazón, siendo también vital para los deportistas y muy conveniente en las épocas de calor, ya que ayuda a recuperar los minerales que se van perdiendo por la sudoración.

En Solnatura recomendamos el uso de sal rosa del Himalaya o sal marina integral en nuestros platos, ya que contienen todos los elementos indispensables para nuestra salud.

Todos estos consejos son muy útiles para prevenir una subida de la tensión arterial que acabe perjudicando nuestra salud. Si, por el contrario, nuestra tensión ya se encuentra fuera de los límites que hemos mencionado al comienzo del artículo, nuestra recomendación es realizar una limpieza hepática previa al inicio de un programa de mejora, todo ello supervisado por uno de nuestros especialistas, quien establecerá para cada caso particular, una serie de pautas alimenticias y recomendaciones para el día a día, con el firme objetivo de ayudar al organismo a recuperar el equilibrio sin tener que recurrir a químicos de ningún tipo. Una buena sauna también es muy efectiva para contribuir a bajar la tensión, llegados a este punto.

A continuación, mostraremos diferentes listados indicando una serie de plantas medicinales, alimentos y minerales, que son muy beneficiosos para nuestro organismo y que nos ayudarán a controlar nuestra tensión arterial sin recurrir a elementos nocivos para nuestra salud.

 

Algunas plantas medicinales:

  • Espino blanco.
  • Vid roja.
  • Hojas de olivo en infusión.
  • Abedul.

Alimentos:

  • Tomate.
  • Ajo.
  • Plátano.
  • Melón.
  • Chocolate negro puro.
  • Dátiles.
  • Manzana.
  • Pescado (grasas omegas 3 y 6).
  • Bebidas vegetales ecológicas, como la leche de avena.
  • Zumos vegetales a base de brécol, pepino, jengibre, limón, manzana verde, etc.

Minerales imprescindibles:

  • Magnesio.
  • Potasio.
  • Vitamina C.

 

En cualquier caso, en muchos casos puede ser necesario complementar nuestra alimentación con complementos alimenticios naturales. En Solnatura contamos con una amplia gama de nutracéuticos fruto de años de investigación y estudio, y que son fantásticos para contribuir a la absorción de los minerales y aminoácidos que contienen, gracias fundamentalmente a su alta biodisponibilidad al haber sido desarrollados con ingredientes 100% ecológicos.

Posted by on 11 octubre, 2018

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: