La verdaderas causas del insomnio

La verdaderas causas del insomnio

El insomnio como enemigo de nuestra calidad de vida

insomnio

Como sabéis no hay nada tan importante para nuestro bienestar cotidiano como el dormir bien. Las preocupaciones pueden ser uno de los factores que alteren nuestro sueño, pero no es el único. Pueden ser otros factores, como el dolor, el malestar, la cafeína, el alcohol, el hambre, el agotamiento, la falta de agua, falta de aire puro, falta de ejercicio y sobre todo, la alimentación poco completa y equilibrada.  El insomnio se podría considerar un trastorno del sueño de primer orden. Además existen diferentes tipos de insomnio que afortunadamente podemos tratar con tratamientos de Salud Natural. La mayoría de nosotros hemos sufrido insomnio en algún momento de nuestra vida por alguna causa. Puede deberse a una preocupación, por ejemplo.

El insomnio es el estado  en que nos cuesta conciliar el sueño o nos despertamos en mitad de la noche y ya no nos dormimos. La cafeína es una causa común del insomnio al igual que el alcohol, pero sus efectos son efímeros. Un poco peor es padecer insomnio a causa del dolor o a causa de preocupaciones  por problemas diarios. Incluso hay mujeres que muestran insomnio durante el embarazo, en la menopausia o incluso mientras tienen el periodo. Los problemas de columna y cervicales también pueden provocar insomnio, por lo que es de suma importancia dormir en un buen colchón ya que un mal colchón podría ser muy perjudicial para un buen sueño.

trastorno-del-suenoHay problemas relacionados con nuestro sistema hormonal que nos pueden afectar directamente a la hora de dormir. Son generalmente desarreglos hormonales relacionados directamente con la hormona de la melatonina. La melatonina es una hormona que se libera al torrente sanguíneo durante las horas de oscuridad. La función de esta hormona es muy importante ya que afecta al ritmo de sueño y vigilia. Es una hormona que regula las funciones de nuestro cuerpo durante las 24 horas del día. Regula funciones tan esenciales como la frecuencia cardiaca o la presión arterial mismamente.

Nuestra aliada contra el insomnio: la melatonina

La melatonina se fabrica en una glándula conocida como glándula pineal. La glándula pineal es una glándula bastante pequeña, más o menos del tamaño de un grano de arroz y está situada en el cerebro. La liberación de melatonina en la sangre por parte de la glándula pineal está regulada por el hipotálamo. El hipotálamo es el centro de control del organismo y al igual que su compañera de funciones es una glándula, también llamada comunmente “El General”. La llamamos así porque es la glándula que influye en las demás glándulas. El hipotálamo fabrica o genera hormonas que van a estimular a otras glándulas. Por ejemplo, el hipotálamo va a generar las hormonas que estimulan a las tiroides. Es una glándula reguladora.

glandula-pinealAhora, relacionando esto con los problemas con el sueño y el insomnio, esta glándula, cumple una función básica y primordial a la hora de resolver estos problemas. La melatonina se produce en la glándula pineal y quien dirige la función es el hipotálamo. El hipotálamo recibe indicaciones directas de la cantidad de luz solar que es absorbida por el ojo. De hecho, la oscuridad hace que el hipotálamo estimule la cantidad de de melatonina liberada, mientras que la luz diurna hace que se suprima. Podemos entonces darnos cuenta que la concentración de melatonina es baja de día y elevada por la noche. Puede servir para informar al organismo de esta circunstancia y adaptarlo así a las demandas cambiantes del medio ambiente.

En los animales es obvio que la información sobre el día, la noche o la época del año es decisiva para el apareamiento y la reproducción, pues las crías deben nacer en el momento idóneo, que por lo general es en primavera, cuando las condiciones son menos rigurosas que en invierno.

Algunos estudios sugieren que la melatonina ayuda a regular los ciclos de sueño y vigilia y constituye el tratamiento eficaz de algunos tipos de insomnio. También se ha demostrado que los índices de melatonina disminuyen con la edad, y eso a llevado postular que podría ser una hormona antienvejecimiento capaz de aliviar algunos de los efectos adversos de la edad como por ejemplo, las patologías cardiacas.

Otro factor importante que influye en la falta de sueño así como en los desequilibrios del sistema nervioso en general, es la falta de minerales. Los minerales son esenciales para el equilibrio y la salud del sistema nervioso. Cuando tenemos carencias de minerales, el sistema nervioso se resiente de manera notable en forma de irritabilidad, ansiedad e insomnio. La alimentación inadecuada implica grandes carencias de minerales. Además, la acidificación e intoxicación que producen algunos alimentos, provocan que el cuerpo utilice los minerales depositados en nuestros huesos para poder compensar esa acidez, dando lugar a una fuerte carencia de minerales que se traducirá en nerviosismo y estrés. En estos casos, el problema tiene fácil solución. Con un asesoramiento adecuado, la persona podrá mejorar sus hábitos de vida y recuperar estos minerales con complementos alimenticios de calidad y con alimentos frescos que aporten cantidades importantes de minerales en las proporciones adecuadas.

En nuestro Centro de Salud Natural Solnatura contamos con amplia experiencia para resolver casos de insomnio tratando de una manera natural la causa que está provocando que no se realice correctamente el ciclo de sueño/vigilia, y que como hemos dicho en esta entrada, en la mayoría de los casos está directamente relacionada con la segregación de la melatonina o falta de minerales.

Desmitificando el mito: La Leche

La leche de vaca, al contrario de lo que se ha escuchado popularmente durante generaciones, no es una buena solución para ayudar a los problemas de insomnio. De hecho, tiene más efectos adversos que beneficiosos de cara a  volver a coger un correcto ritmo de sueño y decir adiós al insomnio.

Como dato adicional al tema principal de la entrada, el problema del insomnio, cabe destacar que recientemente se han estado realizando ciertos estudios que demuestran que los niños pequeños que al parecer  habían estado tomando leche de vaca a una temprana edad sin haber mamado suficiente de la leche de su propia madre, pueden desarrollar posteriormente y ser más propensos a contraer Diabetes. La leche, tiene una sustancia que puede provocar un daño en las células beta del propio páncreas, que son las encargadas de generar la insulina. Este estudio demuestra cómo los niños que tienen esta patología, han sido, en un número elevado de casos, personas que han estado tomando leche de vaca desde bien pequeños. Este dato refuerza lo que en Solnatura hemos estado diciendo desde hace tiempo en nuestras conferencias y estudios y que está de sobra demostrado por nuestra experiencia.

No tenemos nada en contra de la leche de vaca; es un alimento fantástico para los individuos de su especie,  pero no tiene mucho que ver con el ser humano. De hecho, podría ponerse dentro de unos años de moda beber leche de león o leche de elefante, teniendo exactamente la misma aplicación que tenemos hoy en día los humanos con la leche de vaca. De hecho, en un momento de necesidad, claro que se podría consumir, pero no como algo habitual, ya que no tiene nada que ver con nosotros. No existe ningún animal sobre la tierra que se tome la leche de otra especie. Ninguno. Y mucho menos siendo adultos.  Está comprobado que únicamente somos los humanos los que realizamos este tipo de mala práctica alimentaria, la cual, además, no nos ayudará de ninguna manera a desprendernos del problema de insomnio.

Para recibir asesoramiento profesional en relación a este tema, no dudes en contactarnos.

Centro Solnatura  Calle Conde de Aranda nº 13

Metro Retiro

–  91 31 31 409 –  http://www.solnatura.net

 

Posted by on 18 febrero, 2015
solnatura

Pin It on Pinterest

Share This