LAS VIRTUDES DEL AGUA DE MAR PARA NUESTRO ORGANISMO

Los océanos, los mares o los ríos, son amplias extensiones de agua que cubren aproximadamente el 71% de la superficie de nuestro planeta. De este porcentaje, más del 96% es agua salada, cuyos beneficios físicos y emocionales para nuestro organismo, son inestimables.

 

Una vista del mar desde una playa al atardecer

 

Nuestro propio cuerpo está compuesto por un 70% de agua, con una concentración de 9 gramos de sales minerales por cada litro de sangre que circula por nuestras venas. En tiempos ancestrales, cuando en el mar aparecieron los primeros vestigios de vida, la proporción de sal era idéntica a la de nuestro organismo. Esta coincidencia, no hace sino reforzar las teorías clásicas acerca de las propiedades terapéuticas del agua marina, y es que Platón, dejó constancia en uno de sus escritos, de cómo logró recuperarse de una afección pulmonar por medio de un tratamiento a base de agua de mar.

El agua de mar correctamente tratada como medio para curar

El filósofo y autodidacta francés, René Quinton, que vivió entre los siglos XIX y XX, logró con gran éxito, demostrar mediante sus pruebas y estudios, el parecido fisiológico entre el agua de mar y el plasma sanguíneo de los mamíferos. Su método, consistía en inyectar agua de mar isotonizada con agua destilada en sus primeras pruebas y con agua de manantial filtrada al comprobar su mayor eficacia, a los pacientes con enfermedades severas como tifus, tuberculosis, sífilis o gastroenteritis infecciosa entre otras. Tras el tratamiento, los pacientes se recuperaban de la enfermedad, lo que le motivó a abrir un Dispensario en París, donde administraban más de 300 inyecciones de agua de mar correctamente tratada al día, y donde a los indigentes y personas de escasos recursos no se les cobraba el tratamiento.

Con el paso de los años, altos miembros de la medicina alopática fueron desprestigiando tanto a Quinton, como a los defensores de este tipo de tratamiento, tachándolos de “charlatanes” y enfatizando los graves peligros que suponía esta terapia para los pacientes.

Por fortuna, no han sido pocas las personas que han continuado la labor que iniciaron entre otros René Quinton.

 

Entorno submarino, con corales y peces

 

La importancia de la biodisponibilidad de los elementos

El fitoplancton que reside en nuestros mares y océanos, es el responsable de la creación de todos los minerales que existen, y de traspasarlos al agua, donde el zooplancton los absorbe para generar a su vez una masa de elementos biodisponibles esenciales para la vida y para nuestro organismo.

Hasta la fecha, los expertos de la época se centraban en combatir el “agente” que causaba la enfermedad, pero el propio René Quinton, aseveraba que para vencer a la enfermedad había que reforzar el medio interno, alcalinizándolo, consiguiendo que fuera el organismo quien obtuviera la fuerza necesaria y la autosuficiencia para impedir que las bacterias y los virus prosperaran.

El plasma marino fortalece las células, lo que permite que se enfrenten con éxito a la gran mayoría de enfermedades. El agua marina contribuye a:

  • Aportar agua y minerales mediante una recarga hidroelectrolítica del organismo.
  • Volver a dotar de equilibrio las funciones enzimáticas de nuestro cuerpo, gracias al aporte de nutrientes y vitaminas.
  • Lograr la regeneración celular, limpiando el “terreno” o medio interno.

Un nutriente orgánico, biodisponible y gratuito

Nuestro planeta pone a nuestra disposición todos los elementos que son necesarios para la vida, está en nuestra mano hacer realidad que la salud sea un bien público y no un negocio más de nuestra sociedad. Gracias a la labor que iniciaron visionarios como Platón, Claude Bernard o René Quinton entre otros, hoy día se están creando Dispensarios Marinos en África o América Latina, donde se está logrando ayudar a miles de niños desnutridos por medio de la técnica de nutrición celular con agua de mar, lo que ha demostrado la efectividad de este método y sus beneficios para la salud.

Es conveniente incorporar el agua de mar como complemento alimenticio a nuestra dieta, lo que mejorará nuestro estado de salud, siendo especialmente útil para los hipertensos, debido a la efectividad del cloro y del sodio contenidos en el plasma marino y que ayudarán al riñón en sus labores de eliminación de residuos, lo que favorecerá un alivio de la presión arterial.

Autor: admin

Comparte este artículo en

Pin It on Pinterest

Share This