LOS FILTROS DEL CUERPO

LOS FILTROS DEL CUERPO

Nuestro cuerpo continuamente se llena de suciedad debido a la exposición a agentes externos, y también a las propias toxinas que se generan en la digestión y metabolismo de los alimentos. Cuando entra el alimento en la célula, este le da energía, calor y vida, además desechos como el CO2 e impurezas metabólicas. Igual que cuando echas leña a una chimenea, esta produce calor, luz y energía, pero además desechos como el humo y la ceniza

 

Cirujano recomponiendo un puzzle de los riñones humanos

 

El cuerpo, en cierta medida es una especie de “basurero”. A lo largo de los años vamos acumulando más y más suciedad a nivel interno, hasta llegar a un punto en que estamos al límite de nuestra capacidad depurativa. Tenemos órganos como los riñones, el hígado y el colon que son los mayores depositarios de suciedad acumulada y son órganos tremendamente eficaces y potentes que aguantan el trasiego de nuestros malos hábitos año tras año sin rechistar ni pedir auxilio.

 

El cuerpo tiene 5 filtros:

  • Intestino
  • Hígado
  • Riñones
  • Pulmones
  • Piel

Los filtros son los órganos encargados de separar los nutrientes válidos para el cuerpo de las sustancias de desecho, la cuales eliminará con el fin de que no nos intoxiquemos.

El problema viene cuando la cantidad de suciedad procesada es tan grande, que los filtros no tienen capacidad de depurarla en su totalidad. Es entonces cuando los filtros poco a poco se van congestionando y van perdiendo su eficacia. Empiezan a acumular más toxinas de las que se pueden eliminar y el organismo se sobrecarga y finalmente enferma. Si tenemos una aspiradora con la bolsa llena, no va a aspirar bien. Está congestionada y al final, si no la vaciamos, se satura del todo y el aparato deja de funcionar y la suciedad se va acumulando más y más por toda la casa. Lo mismo ocurre con los filtros del cuerpo.

Son tan esenciales para la vida, que, si uno de ellos te falta o deja de funcionar, difícilmente podrás sobrevivir. Solo hay que ver el ejemplo de la diálisis. La diálisis se aplica cuando los riñones no funcionan. Es un procedimiento que realiza las funciones depurativas del riñón. Si una persona deja de ir a diálisis, muere en pocos días por intoxicación de la sangre.

Así de importante es el buen funcionamiento de los filtros.

La piel también funciona como filtro eliminador de toxinas y realiza una acción de drenaje más potente cuando el resto de órganos de eliminación están saturados. Por ejemplo, hay muchas personas con el hígado muy congestionado e intoxicado, que desarrollan problemas de piel tipo psoriasis o erupciones irregulares que son debidas al hecho de que las toxinas están siendo depuradas a través de la piel ya que no pueden ser depuradas por el hígado.

Para que la labor de filtrado en el organismo se lleve a cabo de manera óptima, es muy importante mantener los filtros funcionando correctamente. Para ello hay que mantenerlos limpios y óptimos en la medida de lo posible.

 

Vasos llenos de zumos de frutas y verduras

 

Cuando compramos una máquina, siempre viene con un manual de instrucciones y en las instrucciones siempre se nos indica que los filtros hay que limpiarlos cada cierto tiempo.

El cuerpo humano es igualmente una máquina y tiene sus propios filtros; sin embargo, cuando nacemos nadie nos da un manual de instrucciones y, por lo tanto, no sabemos que los filtros hay que cuidarlos y limpiarlos.

 

Para el mantenimiento y buen funcionamiento de los filtros de nuestro organismo son esenciales estos aspectos:

  • Una alimentación limpia con productos saludables que ensucien lo menos posible.
  • Evitar comidas copiosas. Comer a lo largo del día, pero no demasiada cantidad al mismo tiempo. Comer hasta quedar muy hinchado es el hábito que provoca la saturación de los filtros.
  • Mantener los filtros limpios tomando bastante líquido en forma de infusiones calientes.
  • Realizar cada cierto tiempo una limpieza de hígado y colon.

Ante cualquier duda acerca de cómo mantener los filtros limpios, y cómo realizar la limpieza de hígado y colon, no dudéis en contactar con el Centro Solnatura.

Posted by on 17 agosto, 2017

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: