¿QUÉ ES LA NATUROPATÍA?

¿QUÉ ES LA NATUROPATÍA?

La Naturopatía realmente se remonta al principio de nuestros tiempos. Hubo un tiempo en el que la Medicina y la Naturopatía eran una misma cosa. Esto es debido a que las personas siempre han equilibrado sus dolencias utilizando las materias primas y remedios naturales que han estado a su alcance. Y es que, hay que tener en cuenta que la medicina basada en medicamentos químicos es algo muy reciente.

 

Vista cenital de una mesa llena con platos y cuencos con alimentos naturales

 

La Naturopatía y su definición

La historia de la Naturopatía se origina en el momento en que el ser humano comienza a utilizar los elementos naturales (tierra, aire, fuego y agua) en beneficio de su salud. A lo largo de la historia, los seres  vivos, incluidos los humanos, siempre hemos recurrido a métodos y materias primas naturales para sanarnos y para mantener nuestra salud. La Naturopatía, por lo tanto, es el método de curación más antiguo de la historia.

Definición Etimológica: NATUR = Naturaleza PATIA = Path (inglés), Camino, Sendero. Pathya (sánscrito) “lo apropiado para el propio camino”.

Podemos concluir, por tanto, que la Naturopatía busca hallar la salud empleando los métodos más naturales que estén a nuestro alcance, proporcionando una ayuda esencial, mediante una metodología y tecnología naturales, científicamente fundados, socialmente aceptables y ecológicamente sostenibles.

Grandes naturópatas de la historia

Los grandes médicos de la historia antigua eran realmente naturópatas, ya que las alternativas de curación que había en aquellas épocas eran únicamente naturales. A continuación, vamos a nombrar a algunos de ellos:

  • Hipócrates (460 a. C. – 370 a. C.): médico de la Antigua Grecia. Una de las grandes figuras de la curación a través de remedios naturales y métodos respetuosos. Hoy en día, su código ético, mundialmente conocido como Juramento Hipocrático, sigue estando vigente hasta el punto de que todos los médicos que se licencian deben abrazar este juramento.
  • Galeno de Pérgamo (129 d. C. – 216 d. C.): uno de los médicos más renombrados del Imperio Romano. Además de ser un médico célebre, se dice que también fue filósofo. Su ideología se basaba en las ideas de naturaleza, movimiento, causa y finalidad, con el alma como principio de la existencia y la vida en sí.
  • Avicena (980 d. C. – 1037 d. C.): médico y filósofo persa, considerado como la más destacada figura de la filosofía árabe medieval. Este gran maestro, ya reconocía y promovía el efecto beneficioso de la exposición al sol, e incluyó esta observación en su “Canon de Medicina”.
  • Paracelso (1493 d. C. – 1541 d. C.): médico suizo más célebre de todos los tiempos, nacido en 1493; el gran representante de la alquimia (transformación de unas sustancias en otras), y cómo para él, el propósito de la alquimia era el de crear el remedio para todas las enfermedades. Produjo remedios con la ayuda de los minerales para destinarlos a la lucha del cuerpo contra la enfermedad.
  • Benedict Lust (1872 d. C. – 1945 d. C.): uno de los fundadores de la medicina naturopática en la primera década del siglo XX. Uno de los aspectos de su filosofía está enfocado al poder de las fuerzas de la naturaleza: agua, aire, sol, tierra, hierbas, electricidad y magnetismo. Además, expone la importancia del ejercicio físico, el descanso y la dieta.

Grandes escuelas de la medicina histórica

Tampoco podemos olvidarnos de las grandes escuelas de la medicina histórica, que han sido claves en el desarrollo de la Naturopatía. Vamos a mencionar algunas de estas escuelas:

  • Medicina Ayurvédica: es el nombre por el que se conoce a la “medicina tradicional” de la India, cuyo objetivo es la unificación de cuerpo-mente y espíritu, proclamando que la enfermedad y la salud son el resultado de la confluencia de tres aspectos principales de la existencia o doshas (palabra sánscrita que significa “humores” o “aires vitales”), correspondiendo cada a uno a la unión del aire y del éter, la unión del fuego y del agua, y la unión del agua y de la tierra.
  • Medicina Tradicional China: hoy en día sigue siendo una disciplina muy respetada y se sigue aplicando por todo el mundo. Su técnica de aplicación más conocida es la acupuntura, la cual ha demostrado ser una de las herramientas más poderosas y efectivas dentro del marco de la naturopatía.

 

Mesa llena de productos, y remedios propios de la medicina ayurvédica

 

Diferentes formas de aplicar la Naturopatía

La sanación por medio de recursos naturales puede aplicarse de diferentes formas. Dentro de lo que se considera Naturopatía, existen diferentes áreas y diferentes métodos de aplicación. De hecho, cualquier persona que sana, o ayuda a sanar a otros con recursos naturales, está de alguna manera aplicando la Naturopatía. Pensemos en “los remedios de la abuela”, que, con ingredientes y fórmulas caseras naturales, era capaz de mantener con salud a su familia y curar múltiples dolencias.

A continuación, vamos a nombrar algunas de las principales técnicas neuropáticas:

  • Naturopatía alimentaria: consiste en la obtención de salud a través de una alimentación saludable. Como decía Hipócrates, “somos lo que comemos”.
  • Herbología: estudio y aplicación del poder curativo de las plantas. Dentro de la herbología, también se encuentran las esencias florales, muy utilizadas para regular los problemas de salud con un origen emocional.
  • Oligoterapia: estudia el uso de los minerales para mejorar la salud de nuestro cuerpo, siendo muy utilizada dentro del área de naturopatía funcional o nutrición celular.
  • Técnicas manuales: cuya función es la de equilibrar a nivel físico y emocional, a través del contacto manual. Entre las técnicas manuales más importantes encontramos el Reiki, el drenaje linfático, el quiromasaje, la osteopatía o los masajes energéticos, entre otros.

La Naturopatía para optimizar la calidad de vida de las personas

Todos los profesionales que nos dedicamos la Naturopatía, siempre vamos a tratar de buscar las alternativas más naturales, respetuosas, y no invasivas que estén a nuestro alcance para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas. Para un estado de nervios, por ejemplo, uno puede elegir tomar un tranquilizante químico, o puede elegir  tomar minerales orgánicos de coral marino. Ambas opciones son efectivas a la hora de relajar, pero una es natural y la otra es artificial. Ante esta situación, un naturópata siempre elegirá los minerales, ya que estos, por ser muy saludables y no tener efectos secundarios, son totalmente compatibles y respetuosos con el organismo.

Y es que la Naturaleza está llena de recursos que nos proporcionan salud y bienestar, equilibrando nuestro organismo sin necesidad de recurrir a elementos químicos o artificiales:

  • Los baños de Sol
  • Respirar aire puro
  • Multitud de plantas
  • Los alimentos correctos
  • Los minerales
  • El contacto humano
  • La actitud positiva

Todos ellos son recursos compatibles con el organismo y con la naturaleza humana. Los naturópatas hacemos uso de estos recursos y podemos afirmar que siempre funcionaron, y siempre funcionarán.

¡Tú también puedes hacer uso de estos recursos y experimentar la salud de forma natural!

Posted by on 14 mayo, 2018

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: