¿Qué son los fitonutrientes?

Los fitonutrientes son sustancias naturales presentes en las frutas, verduras, hortalizas y legumbres y son los encargados de darles color, sabor, protegerlas de los rayos ultravioletas, ayudan a combatir las infecciones bacterianas, virales y micóticas, y permitirles superar las inclemencias y presiones de su entorno (insectos, animales depredadores, sequía, etc.). Los fitonutrientes no sólo son buenos para la salud, sino que también según los estudios que se van conociendo, parecen ser muy eficaces para combatir numerosas dolencias.

Imagen con alimentos ricos en fitonutrientes

A continuación, se destacan las propiedades de los fitonutrientes:

 

  • Pueden ayudar a combatir enfermedades degenerativas del cuerpo.
  • Actúan como antioxidantes naturales: desaceleran el ritmo con el que órganos y tejidos se deterioran.
    • Son compuestos químicos propios de las plantas que, además de otorgarles su color las ayudan a protegerlas de todo agente externo dañino y superar toda inclemencia propia de su ambiente.
    • Ayudan en la eliminación de toxinas.
    • Resguardan al ADN celular.
  • Inhiben ciertas sustancias cancerígenas.
    • Fortalecen al sistema inmunológico.
    • Ayudan en la prevención de enfermedades crónicas degenerativas como pueden ser las cataratas, artritis, diabetes, arterosclerosis, etc.
    • Ayudan a mantener fluida la sangre y a disminuir la tendencia a la formación de coágulos.
    • Mejoran la circulación, al dilatar el calibre de los vasos sanguíneos, favoreciendo la irrigación de sangre a todo el organismo.
  • Fomentan la producción de diversas células sanguíneas que nos protegen de hongos, bacterias, y virus.
    • Inhiben la producción de colesterol dañino.
    • Modifican funciones cerebrales, provocando que afecciones como mala memoria, depresión, demencia senil y los males de Parkinson tengan menos probabilidad de afectar a la persona.

Imagen de alimentos ricos en fitonutrientes

Entre los fitonutrientes más importantes podemos destacar los 12 siguientes:

  • Ácido caféico: Este se encuentra principalmente en el propóleo, el té negro, el té verde y el salvado de trigo.
  • Ácido elágico: Se encuentra en las bayas rojas como la fresa, la frambuesa, las moras, y en la uva roja. Su efecto en el organismo es el de proteger al ADN de los carcinógenos químicos, inhibiendo la producción de células malignas. Tiene también una función antioxidante.
  • Ácido fenólico: Se encuentra principalmente en la berenjena, la soja, el brócoli, la col, los cítricos, los granos integrales, el perejil, los jitomates, el pimiento, la zanahoria, la mora azul y las frambuesas. Su efecto en el organismo es antioxidante, favorece la actividad enzimática, e inhibe la producción de prostaglandinas.
  • Ácido lipoico: Se encuentra principalmente en la levadura de cerveza, hígado, germen de trigo, cereales integrales, jitomate, espinaca, etcétera. Su efecto es antioxidante (liposoluble e hidrosoluble), favorece la producción de energía, reactivo al glutatión y a las vitaminas C y E.

 

  • Alicina: Se encuentra principalmente en el ajo y cebolla. Su efecto en el organismo es antibiótico, antiviral, protege contra diversas formas de cáncer, es inmunoestimulante y antimicótico.
  • Betacaroteno: Lo encontramos principalmente en la zanahoria, melones, mangos, calabaza anaranjada, espirulina, duraznos, jitomates, chabacanos, y frutas y verduras anaranjadas. Su efecto en el cuerpo es antioxidante, macrófago, potente desactivador del oxígeno singlete (una forma especialmente agresiva de radical libre).
  • Cetilmiristoleato: Se encuentra principalmente en los aceites de oliva, de germen de trigo, de soja, de sésamo, de girasol. Su efecto en el organismo es antiinflamatorio, útil en el tratamiento de artritis y algunas otras afecciones autoinmunes.
  • Compuestos azufrados: Se encuentran principalmente en el ajo, la cebolla y el poro. Su efecto en el cuerpo es antioxidante, anticoagulante, antibiótico, antiviral, antimicótico, inhiben la producción de colesterol, normalizan la serotonina cerebral, protegen contra diversas formas de cáncer.
  • Flavonoides:  Se encuentran principalmente en los cítricos, jitomates, bayas, ciruelas, polen, propóleo, té verde, membrillo, soja, trigo sarraceno, pimientos, perejil, kiwi, col, cerezas, etcétera.  Su efecto en el cuerpo es antioxidante, antiinflamatorio, antihipertensivo, inhiben la formación de tumores, protegen los vasos sanguíneos y mejoran la circulación y el riego de vitaminas y minerales a todo el cuerpo.
  • Isoflavonas: Se encuentran principalmente en la soja, los guisantes, el haba, el garbanzo, la lenteja, las habichuelas (frijoles), el diente de león y la linaza. Su acción en el cuerpo es de fomentar la producción de enzimas anticancerosas, inhiben la producción de estrógeno, inhiben la pérdida de masa ósea, disminuyen el colesterol nocivo.
  • Limonoides y Limoneno: Se encuentran principalmente en los limones, naranjas, pomelos, mandarinas y cítricos. Su efecto en el organismo es fomentar la producción de enzimas protectoras y tiene efecto antiséptico.
  • Quercetina: Se encuentran principalmente en la col de Bruselas, cebolla, polen, manzana, propóleos, rábano, calabaza, brócoli, coliflor. Su efecto en el cuerpo es antioxidante, antiinflamatorio, antihistamínico, protege contra cataratas y bloquea el desarrollo de células malignas.

 

 

 

Autor: admin

Comparte este artículo en

Pin It on Pinterest

Share This