SOLNATURA TE ENSEÑA A DISTINGUIR LAS GRASAS BUENAS DE LAS MALAS

Si entendemos la diferencia entre las grasas buenas y las malas, podremos saber si el contenido de cada una de éstas en los alimentos será beneficioso o perjudicial para nuestro organismo.

Chica dando una patada a las grasas malas

1.- ¿Hay que incluir grasas en el menú semanal? ¿En qué porcentaje deben de estar a diario, explicándolo con un ejemplo fácil?

Por supuesto que sí, hay que comer grasas todos los días. Gran parte de lo que comemos día a día debe contener grasas saludables. Por ejemplo, cuando comemos una ensalada, o comemos un plato de verduras, al añadirle una cantidad moderada de aceite de primera presión y frío (natural, puro, no refinado), estamos realizando un gran aporte a nuestro organismo y estamos contribuyendo tanto a la salud como a tener una mayor energía.

Como digo, es importante tener en cuenta que, cuando comemos grasas, estas se añadan en frío, es decir, ante todo hay que evitar calentarlas. Esto es debido, a que las grasas a altas temperaturas se degradan y pueden volverse tóxicas. Para obtener todos los beneficios de las grasas y que sean metabolizadas correctamente y no nos hagan ganar peso, deben consumirse en crudo.

Es mucho más saludable y depurativo un plato de verduras cocidas o al vapor añadiendo el aceite después, que unas verduras cocinadas con aceite en sartén.

2.- ¿Qué beneficios tienen las grasas?

Las grasas son muy importantes para nuestro organismo. Entre sus funciones destacan:

  • Sirven como combustible de nuestro cuerpo.
  • Es un medio para el transporte y almacenamiento de vitaminas como la A y la E.
  • Intervienen en la coagulación de la sangre y en la presión arterial.
  • Forman parte esencial en las construcciones de tejidos y en la formación de hormonas y de la membrana de las células.
  • Por su efecto circulatorio y protector celular, intervienen en la micro circulación cerebral y por lo tanto en la claridad mental, potenciando la buena memoria y la concentración.

3.- ¿Hay un catálogo de buenas grasas? ¿Qué alimentos son imprescindibles?

En general el catálogo de buenas grasas son todas aquellas grasas de origen vegetal. En cuanto a los alimentos imprescindibles, podríamos decir que son los aceites vegetales, siempre ecológicos y de 1ª presión en frío, como el de oliva, girasol, germen de trigo, sésamo, lino… Los frutos secos al natural, aguacate y semillas de chía, lino, girasol…

Una chica eligiendo qué comida tomar

4.- ¿Hay distintos tipos? ¿Cómo identificar las buenas?

Esencialmente hay dos tipos de grasas, las popularmente conocidas como “grasas malas” o saturadas y las grasas “buenas” como las poliinsaturadas. Las grasas buenas son todas las grasas de origen vegetal: frutos secos, semillas, aceites…con la excepción de las margarinas o grasas trans y del aceite de palma.

5.- ¿Qué efectos tienen en la salud los distintos tipos de grasas?

Tanto las grasas saturadas como las grasas trans, tienen un efecto nocivo sobre nuestro cuerpo; aumentan nuestro peso corporal, elevan el colesterol malo e incrementan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos, trombosis, hipertensión…

Las grasas insaturadas tienen el efecto contrario a las saturadas y son una prevención contra las tan temidas enfermedades cardiovasculares.

6.- ¿Hay algún alimento con grasa ocultas ‘malas’?

Sí, sin lugar a dudas la margarina.

7.- ¿Cuántas colorías aportan las grasas? ¿Es un nutriente energético?

Las grasas aportan 9 kcal por cada 100 g. Sí, es un nutriente muy energético.

8.- ¿Es mejor tomar grasas en un momento del día o hay que repartir la ingesta?

Lo ideal es repartir las raciones a lo largo del día, pero sí que recomendaría tomar un poco más por la noche, preferentemente en la cena, para mejorar la reparación de tejidos que se lleva a cabo en este momento del día.

9.- Dame varias razones para no temer a las grasas.

Las grasas no solo son muy importantes para nuestro organismo, sino que además son esenciales, no podemos vivir sin ellas. Nos ayudan a tener una mejor salud y además cuando las comemos con cabeza no nos engordan.

Autor: admin

Comparte este artículo en

Pin It on Pinterest

Share This