Sistema óseo

Artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones y produce el desgaste del cartílago. Esta patología puede producir incapacidad funcional, aunque es difícil que provoque un grado de invalidez que impida desempeñar las actividades cotidianas necesarias.

La erosión del cartílago articular, provoca la alteración del cartílago articular del hueso opuesto de la propia articulación que, a su vez, comienza a sufrir el mismo proceso. Así, llega un momento en que los cartílagos pueden llegar a desaparecer y se produce el dolor. Aún sin llegar a esta situación, y a medida que desaparece el cartílago, el hueso reacciona y crece por los lados (osteofitos), produciendo la deformación de la articulación.

Dolores articulares

Muchas personas sufren dolor articular por enfermedades como la artritis, artrosis o el reuma, aunque también se produce por otros motivos y puede verse incrementado por factores como el clima húmedo. En muchos casos, se pueden llevar a cabo determinadas acciones que ayuden a reducir el dolor y regenerar la zona para que le persona se vea aliviada y el problema no vaya a más.

Desgaste de cartílago

Cuando un tejido del cuerpo se desgasta y se degenera con el tiempo, en medicina se habla de “degeneración”. El desgaste de cartílago, que desemboca en Artrosis, es una de las enfermedades articulares degenerativas. La artrosis puede afectar a todas las articulaciones. Sin embargo, se presenta con mayor frecuencia en las articulaciones que se ven más afectadas por el peso corporal. Estas son la rodilla (gonartrosis) y la cadera (coxartrosis).

Otras articulaciones afectadas con frecuencia por la degeneración de cartílago son las vértebras (espondiloartrosis) y las articulaciones de las manos, en especial las de los dedos, las interfalángicas proximales y la articulación carpometacarpiana del pulgar (artrosis trapeciometacarpiana o rizartrosis).

Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad sistémica que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas. Esta patología es asintomática y puede pasar desapercibida durante muchos años hasta que finalmente se manifiesta con una fractura.

La desnutrición, la mala alimentación, el escaso ejercicio físico y la administración de algunos fármacos pueden favorecer la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, la menopausia es uno de los factores que más influye en su desarrollo en las mujeres, ya que la desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la resorción ósea.

Contracturas y lesiones

Son daños que sufren algunas partes del cuerpo, especialmente las que pertenecen al aparato locomotor. Hay contracturas y lesiones musculares que no son graves, pero sí molestas, y nos pueden impedir realizar determinados gestos con normalidad, por lo que conviene saber identificarlas, diferenciarlas de otros problemas, seguir unas sencillas pautas para minimizar sus efectos y ponerse en manos de un especialista si queremos acortar los tiempos de recuperación, que, en condiciones normales, pueden oscilar entre una y dos semanas dependiendo de la gravedad de las mismas.

Sistema digestivo

Acidez

Normalmente el cuerpo a nivel interno tiende a la acidez, puesto que los alimentos que ingerimos diariamente suelen ser acidificantes. La acidez es el origen de numerosas patologías degenerativas. Conviene consultar directamente con un especilista en nutrición para ser asesorado acerca de estilos de alimentación que ayudan a neutralizar la acidez y solucionar el problema.

La acidez de estómago, el tipo de acidez más notorio, consiste en una especie de quemazón o ardor que sube hasta la laringe. Lo normal es que el cardias permanezca cerrado mientras se hace la digestión. Sin embargo, en ocasiones, esta válvula se relaja y deja pasar los ácidos gástricos al esófago. Este proceso se denomina reflujo gastroesofágico. Hay que tener en cuenta que los tejidos del esófago se resienten con la acción del ácido y esto puede dar lugar a una enfermedad llamada esófago de Barrett, el paso previo al cáncer de esófago.

Tránsito lento

Es el resultado del funcionamiento inadecuado o deficiente de nuestro sistema intestinal. Este problema suele desembocar a la larga en problemas intestinales más graves. Por lo tanto, deben tomarse medidas para solucionar esta situación y así evitar sorpresas en un futuro.

Este tipo de trastornos están directamente relacionados con la alimentación y por lo tanto, sólo pueden solucionarse mejorando los hábitos alimenticios y siguiendo unas pautas adecuadas que reparen el intestino, lo desintoxiquen y lo regeneren.

Pólipos y divertículos

Son afecciones benignas del cólon, normalmente asintomáticas, que se caracterizan por la alteración de la morfología de los tejidos y mucosas en forma de hendiduras, pliegues y pequeñas protuberancias o bolsas disonantes. Por lo general aparecen con la edad por causas relacionadas con la degeneración de las paredes producida por la toxicidad acumulada.

Aunque sean afecciones en principio no peligrosas, conviene prestarles atención debido a que suponen un idicador de que el intestino necesita ser desintoxicado y reparado si no queremos sufrir enfermedades intestinales más graves en un futuro.

Gases y flatulencias

La flatulencia consiste en la distensión de estómago o intestinos debido a la acumulación de gases. Estos pueden tener origen gástrico o intestinal. La acumulación de gases provoca la dilatación de las paredes gástricas, intestinales y abdominales, lo que provoca hinchazón y molestias que, en ocasiones, pueden ser graves.

La presencia de gases revela generalmente que nuestra flora intestinal es deficiente o está desequilibrada.

Candidiasis

Uno de los desequilibrios más difíciles de detectar y de tratar debido al caracter diverso y difuso de sus síntomas. Desequilibrio que tiene lugar cuando una levadura de tipo cándida (especialmente Candida albicans), la cual se halla normalmente en nuestro intestino conviviendo en armonía con el resto de la flora beneficiosa, adquiere el comportamiento de un hongo y comienza entonces a causar diversos síntomas indeseados en todo nuestro cuerpo. La razón de la generación de este cambio de comportamiento generalmente es la alimentación desequilibrada.

Ya que el problema es generado por cuestiones nutricionales, la única forma de estabilizar de forma efectiva este desequilibrio es a través de la nutrición y siempre asesorado por expertos en el tratamiento de Candidiasis.

Sistema respiratorio

Asma

Es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, lo cual hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. El asma es causado por una inflamación (hinchazón) de las vías respiratorias.

Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y el revestimiento de dichas vías aéreas se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar a través de éstas. En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alergenos o desencadenantes.

Bronquitis

La bronquitis es la inflamación de los conductos bronquiales, las vías respiratorias que llevan oxígeno a sus pulmones. La bronquitis aguda causa tos con mucosidad, dificultad para respirar, jadeo y presión en el pecho. Los mismos virus que causan el resfrío y la gripe muchas veces pueden causar bronquitis.

La mayoría de los casos de bronquitis mejoran en unos días, pero la tos puede durar varias semanas después de haberse curado la infección.

Tos frecuente

Cuando una persona tiene tos frecuente, esto puede deberse a diferentes motivos. Pueden darse casos de infecciones que no terminan de curarse debido a un sistema inmunológico débil o deprimido por causas varias. Otra causa habitual de tos frecuente es la intoxicación de las vías respiratorias causada por el humo del tabaco o bien por la exposición habitual a químicos que se inhalan.

La tos es un mecanismo natural del cuerpo humano que efectua un esfuerzo por expulsar de manera drástica y simple todos los elementos que lo pueden intoxicar o infectar.

Dificultad respiratoria

La dificultad respiratoria es un cuadro bastante genérico que puede darse por diferentes motivos: Infecciones de las vías rspiratorias, alergias o asma, consumo excesivo de tabaco, inhalación de quimicos, o cuadros más serios de obstrucción pulmonar como son el EPOC y su variedad más problemática: el enfisema. Normalmente estos problemas más serios suelen darse por las causas antes mencionadas relacionadas con el humo y la exposición a contaminantes.

Catarros y gripes recurrentes

Las causas principales de que una persona tenga catarros y gripes recurrentes son dos: Una predisposición natural por tener esos órganos especialmente debilitados (recordamos que cada cuerpo tiene sus puntos débiles y órganos más sensibles a ser afectados) y un sistema inmunológico debilitado por cualquier motivo. Cuando el sistema inmunológico no está todo lo alerta que debería, hay mucho más riesgo de enfermar y los órganos más delicados de cada cuerpo suelen ser los primeros afectados por la enfermedad.

Sistema nervioso

Ansiedad y estrés

Son una respuesta de nuestro cuerpo a una situación de abrumación o angustia mental producida por factores diversos, normalmente relacionados con la incapacidad de afrontar y gestionar correctamente los retos y situaciones difíciles que la vida nos presenta. La vida nos presenta retos y dificultades, y en lugar de encararlos con energía, nos venimos abajo y dejamos que la energía generada por el problema nos abrume a nosotros y abrume nuestro cuerpo y sistema nervioso en lugar de dirigir esa energía hacia una gestión correcta del problema o situación.

La ansiedad y el estrés consumen mucha energía y recursos de nuestro organismo y afectan de manera directa a nuestro sistema nervioso y endocrino derivando a la larga hacia estados no saludables.

Insomnio

Incapacidad para conciliar el sueño. A medida que avanzamos en edad, la capacidad para dormir correcta y profundamente va disminuyendo de manera directamente proporcional al deterioro de la salud. Nuestro cuerpo cada vez es menos capaz de relajarse y descansar porque está estresado debido a la carencia de nutrientes y minerales.

Nacemos sanos, limpios y alcalinos; según crecemos el cuerpo se va intoxicando, acidificando y por lo tanto, estresando. Además, la Melatonina, hormona reguladora del sueño, deja de fabricarse en nuestro cuerpo a edades avanzadas. Esas son las razones básicas del insomnio. El insomnio, afortunadamente, puede tartarse de manera sana, sencilla y natural.

Nervios y agitación

Respuesta de nuestro organismo ante situaciones que no afrontamos o que nos abruman por cualquier motivo. También puede darse un cuadro crónico de nervios y agitación progresiva debido a cuestiones internas de salud.

Cuando el organismo está muy ácido e intoxicado, nuestro sistema regulador roba minerales de los huesos y tejidos con la intención de alcalinizarse para neutralizar esa acidez. Este estado de deficiencia de minerales deteriora nuestro sistema nervioso generando problemas de nerviosismo y agitación permanente. Una vez más, la respueta está en la nutrición.

Irritabilidad

Sensibilidad a ser afectado por la vida y propensión a generar actitudes y respuestas negativas y algo exageradas ante los estímulos. De nuevo, la irritabilidad surge de una incapacidad para gestionar las situaciones que plantea la vida. La irritabilidad es sencilla de comprender y abordar. En la mayoría de los casos es ocasionada por falta de alimentos o nutrientes y por falta de sueño. También puede haber irritabilidad ocasional por cuestiones hormonales o puntuales.

Espasmos y tics

Son contracciones de determinados músculos del cuerpo, involuntarios en caso de espasmos, y que podemos llegar a controlar en el caso de los tics. Están asociados al estrés y, sobre todo en el caso del párpado, se puede producir por el consumo de estimulantes como el café, las bebidas de cola, el tabaco y otros estimulantes. También pueden producirse en épocas de especial carga nerviosa.

Sistema endocrino

Hipo e hipertiroidismo

Es una afección en la cual la glándula tiroides se descompensa y produce demasiada o demasiado poca hormona tiroidea. La afección a menudo se denomina "tiroides hiperactiva o hipoactiva".

La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino y se localiza en la parte frontal del cuello, justo por debajo de donde las clavículas se encuentran. La glándula produce las hormonas que controlan la forma en que cada célula del cuerpo usa la energía. Esto se llama metabolismo. Esta afección puede ocasionar todo tipo de síntomas o problemas metabólicos.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente.

Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro.

Menopausia

La menopausia es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele ocurrir naturalmente, con mayor frecuencia después de los 45 años. La menopausia se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir hormonas estrógeno y progesterona. Este fenómeno ocasiona cambios corporales que se traducirán en sensaciones y síntomas que varían en tipo e intensidad de unas mujeres a otras.

Existen en la actualidad formas naturales de ayudar a suavizar o incluso anular los síntomas de la menopausia. Un buen asesoramiento en este aspecto y un programa de hábitos saludables harán que la mujer esté más saludable en esta etapa y obtenga bienestar y armonía.

Menstruación irregular y dolorosa

Muchas mujeres tienen períodos menstruales dolorosos. Algunas veces, el dolor dificulta el desempeño de actividades académicas, hogareñas y laborales normales por algunos días durante cada ciclo menstrual. La menstruación dolorosa es la causa principal de que las mujeres entre sus años de adolescencia y hacia 20 años de edad pierdan tiempo en el colegio y el trabajo.

La menstruación irregular también es frecuente y está caracterizada por la falta de rigor en los ciclos menstruales, siendo estos impredecibles y perdiendo por ello su caráccter cíclico. Estos problemas pueden solucionarse con tratamientos naturales adecuados que ayuden poco a poco a regular a nivel hormonal.

Erupciones en la piel

Un sarpullido o erupción es un área en la piel que está irritada o inflamada. Puede estar enrojecida, tener picazón, bultos, escamas, costras o ampollas. El sarpullido es un síntoma de muchos cuadros clínicos diferentes. Los factores que pueden causar un sarpullido incluyen enfermedades diversas, sustancias irritantes, alergias y desarreglos hormonales.

Sistema circulatorio

Hipertensión

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias. En ese momento, su presión es más alta. A esto se le llama presión sistólica. Cuando su corazón está en reposo, entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye. A esto se le llama la presión diastólica.

La presión arterial debe mantenerse entre unos parámetros considerados aceptables. Cuando la presión es más alta de la cuenta, estamos en riesgo de que se produzca un problema grave: derrame, insuficiencia cardíaca o renal, infarto etc. Los malos hábitos de vida y alimenticios son la causa principal de hipertensión.

Colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa, de tipo grasosa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo. El cuerpo necesita determinada cantidad de colesterol para funcionar adecuadamente. Pero el exceso de colesterol en la sangre, combinado con otras sustancias, puede adherirse a las paredes de las arterias. Esto se denomina placa. Las placas pueden estrechar las arterias o incluso obstruirlas.

Los niveles de colesterol elevados en la sangre pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Los niveles de colesterol tienden a aumentar con la edad. El aumento de colesterol no suele tener signos ni síntomas, pero puede detectarse con un análisis de sangre.

Piernas hinchadas

La hinchazón indolora de los pies, tobillos y piernas es un problema común, particularmente entre personas mayores. La acumulación anormal de líquidos en tobillos, pies y piernas suele causar este tipo de hinchazón y se denomina edema.

También una causa habitual de este trastorno son los problemas circulatorios cuando hay venas en las piernas que no pueden bombear sangre adecuadamente o existen coágulos que obstruyen la circulación.

Varices y capilares

Las varices son venas dilatadas que se inflaman y se elevan a la superficie de la piel. Pueden ser de un color morado o azul oscuro y parecer estar torcidas y abultadas. Las varices se encuentran comúnmente en las partes posteriores de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna. Se desarrollan cuando las válvulas venosas que permiten que la sangre fluya hacia el corazón dejan de funcionar adecuadamente. Como resultado, la sangre se acumula en las venas y provoca las dilataciones.

Arterioesclerosis

Arterioesclerosis es una afección en la cual la placa se deposita a lo largo de las paredes de las arterias. Placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, colesterol calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias. Eso limita el flujo de sangre rica en oxígeno y puede llevar a problemas graves.

Placa de ateroma

Trastorno común de las arterias en el cual la grasa, el colesterol y otras sustancias se acumulan en las paredes arteriales. Las acumulaciones más extensas se llaman ateromas o placas y pueden dañar las paredes arteriales y obstruir el flujo sanguíneo. Cuando el flujo sanguíneo está severamente restringido en el músculo cardíaco se producen síntomas como el dolor torácico.

Formación de trombos

El trombo es un coágulo sanguíneo que se forma en un vaso y permanece allí. La embolia es un coágulo que se desplaza desde el sitio donde se formó a otro lugar en el cuerpo. El trombo o embolia puede producirse en un vaso sanguíneo y obstruir el flujo sanguíneo en ese lugar, impidiendo el suministro de oxígeno y flujo sanguíneo a los tejidos circundantes. Esto puede ocasionar un daño, destrucción (infarto) e incluso la muerte o necrosis de los tejidos que se encuentran en esa área.

Trastornos cardíacos

El corazón y el aparato circulatorio (también llamado aparato cardiovascular) forman la red que envía sangre a los tejidos del organismo. Con cada latido del corazón, la sangre es enviada a todo el organismo, transportando oxígeno y nutrientes a todas las células.

Los trastornos del corazón y circulatorios se agrupan en dos categorías: congénitos, lo que significa que los problemas estaban ya presentes al nacer y adquiridos, que significa que los problemas se desarrollaron en algún momento durante la infancia, la adolescencia o una etapa posterior. Trastornos frecuentes son el soplo, arritmia, hipertensión o enfermedad de la arteria coronaria.

Infartos y anginas de pecho

La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo en la arteria coronaria bloquea el suministro de sangre y oxígeno al corazón. Con frecuencia conduce a latidos cardíacos irregulares (arritmias) que causan una disminución importante en la función de bombeo del corazón. Si no se trata de manera rápida provoca la muerte del músculo cardíaco afectado.

La angina de pecho no implica un bloqueo total. Es un dolor o molestia en el pecho que se siente cuando el músculo cardiaco no recibe suficiente irrigación sanguínea. Puede aparecer una presión o un dolor opresivo en el pecho. Puede parecerse a una indigestión. A veces hay dolor en los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda.

Microcirculación cerebral insuficiente

La microcirculación es la relacionada con los vasos sanguíneos más pequeños. Nuestro cerebro es un terreno que acoge un gran sistema de microcirculación capilar. La circulación capilar puede ir deteriorándose con el tiempo hasta el punto de llegar a ser un sistema deficiente en ciertas partes del cuerpo.

En el caso del cerebro, una mala circulación ocasiona problemas de concentración, memoria, zumbidos acústicos, mareos o deterioro cognitivo.

Sistema cutáneo

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa picazón o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas plateadas. Suele aparecer en los hombros, las rodillas, el cuero cabelludo, la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies, pero también puede presentarse en otras partes del cuerpo.

Algunas personas con esta condición pueden adquirir una forma de artritis conocida como artritis psoriásica. La psoriasis se manifiesta en la piel, pero su causa no es ni mucho menos externa. Su causa está relacionada directamente con intoxicación interna, frecuentemente hepática.

Herpes

El herpes es una infección causada por un virus herpes simple (VHS). El herpes bucal provoca llagas alrededor de la boca o en el rostro.

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Puede afectar los genitales, las nalgas o el área del ano. Otras infecciones por herpes pueden afectar los ojos, la piel u otras partes del cuerpo. El virus puede ser peligroso en recién nacidos o en personas con sistemas inmunes debilitados.

Dermatitis

Eccema es un término que designa varios tipos distintos de hinchazón de la piel. También se lo llama dermatitis. No es peligroso, pero muchos tipos pueden causar enrojecimiento, hinchazón y picazón en la piel.

Los factores que pueden causar eccema incluyen otras enfermedades, sustancias irritantes, alergias y la constitución genética individual. No es contagioso. El tipo de eccema más común es la dermatitis atópica. Es un cuadro alérgico que deja la piel seca y con picazón. Es más común en los bebés y los niños.

Papiloma humano

Los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. Pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo y por lo general son inofensivos.

Erupciones en la piel

Un sarpullido o erupción es un área en la piel que está irritada o inflamada. Puede estar enrojecida, tener picazón, bultos, escamas, costras o ampollas. El sarpullido es un síntoma de muchos cuadros clínicos diferentes.

Los factores que pueden causar un sarpullido incluyen enfermedades diversas, sustancias irritantes, alergias y desarreglos hormonales.

Verrugas

Las verrugas son crecimientos del tejido en la piel causados por una infección por el virus del papiloma humano o VPH. En los niños, las verrugas suelen desaparecer espontáneamente. En los adultos, tienden a permanecer. Si duelen o molestan o si se multiplican, es posible eliminarlas.

Manchas y alteraciones en la pigmentación

Las manchas en la piel son alteraciones en la uniformidad del color de una determinada zona de la piel. Aunque pueden existir manchas blancas o más pálidas que la piel de alrededor, o incluso rosadas o rojizas, las manchas que motivan un mayor número de consultas son las que tienen diferentes tonos de marrón. Este color se debe habitualmente a un exceso del pigmento habitual de la piel (melanina) que puede ser debido a un aumento en el número de células que lo produce o, de forma más frecuente, a un aumento de la cantidad de pigmento en la zona. La exposición al sol influye sobre cualquier tipo de mancha en la piel, bien sea oscureciéndola de forma transitoria (pecas, lunares) o permanente (melasma), o favoreciendo su aparición en una piel previamente sin manchas.

Trastornos de naturaleza delicada

Cáncer

Enfermedad caracterizada por una degeneración celular progresiva y fuera de control, que tiene lugar cuando el cuerpo se halla en condiciones de acidez e hipoxia (falta de oxígeno), las cuales son inaceptables para la salud celular.

Hay muchos factores que son mutagénicos, es decir, que favorecen la mutación celular. Los venenos y sustancias alteradas (como los transgénicos), trastornan nuestro cuerpo y todas las funciones celulares. Está comprobado que la mala alimentación, a base de productos industriales o transgénicos, así como la exposición a químicos y radiación son factores determinantes en el aumento de la tasa de cáncer en el mundo.

Candidiasis

Uno de los desequilibrios más difíciles de detectar y de tratar debido al caracter diverso y difuso de sus síntomas. Desequilibrio que tiene lugar cuando una levadura de tipo cándida (especialmente Candida albicans), la cual se halla normalmente en nuestro intestino conviviendo en armonía con el resto de la flora beneficiosa, adquiere el comportamiento de un hongo y comienza entonces a causar diversos síntomas indeseados en todo nuestro cuerpo. La razón de la generación de este cambio de comportamiento generalmente es la alimentación desequilibrada.

Ya que el problema es generado por cuestiones nutricionales, la única forma de estabilizar de forma efectiva este desequilibrio es a través de la nutrición y siempre asesorado por expertos en el tratamiento de Candidiasis.

Fibromialgia

La Fibromialgia es una condición que causa dolor en los músculos y cansancio. Las personas que sufren esta condición sienten "puntos sensibles" en el cuerpo. Estos puntos se encuentran en el cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas. Estos puntos duelen cuando se los presiona.

Hay muchos estudios que relacionan la Fibromialgia con Candidiasis, debido a que, en base a ensayo y error, se ha comprobado que cuando una persona con Fibromialgia realiza el mismo tratamieto usado para la Cándida, los síntomas mejoran e incluso desaparecen.

Deterioro cognitivo

Condición caracterizada por la disminución progresiva de las facultades mentales, generando estados de falta de concentración, pérdida de memoria, pérdida de capacidad de razonamiento e incapacidad para permanecer en tiempo presente y actuar con resolución y racionalidad.

Es una condición directamente vinculada a la edad, puesto que con el paso de los años, la circulación cerebral es cada vez más lenta e ineficiente y puede existir un deterioro neurológico importante. Además, hoy en día tenemos el agravante de los químicos, metales pesados y medicamentos. Todos estos químicos llenan nuestro cuerpo de toxinas y sustancias artifiaciales que abruman el organismo y lo privan de sus nutrientes necesarios. Esta presencia de químicos o drogas es determinante y aumenta de manera exponencial la posibilidad de padecer deterioro cognitivo.

Depresión

Condición emocional caracterizada por la tristeza y falta de ánimo y energía. La persona que padece depresión tiende a ver la vida de manera negativa y no logra encontrar un sentido a la misma. No tiene propósito, ni juego, ni interés que la motive, y por ello no tiene fuerzas ni disposición para formar parte el engranaje de la vida.

Esta condición puede tener diferentes causas, la más común de las cuales es un desequilibrio bioquímico en el cuerpo originado por falta de descanso o nutrientes, o por la presencia de toxinas que a su vez destruyen los nutrientes del organismo y alteran a nivel cognitivo y mental causando depresión, ansiedad o irritabilidad.

Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno que afecta las células nerviosas, o neuronas, en una parte del cerebro que controla los movimientos musculares.

En la enfermedad de Parkinson, las neuronas que producen una sustancia química llamada dopamina mueren o no funcionan adecuadamente. Normalmente, la dopamina envía señales que ayudan a coordinar sus movimientos. A medida que los síntomas empeoran, las personas con la enfermedad pueden tener dificultades para caminar o hacer labores simples. También pueden tener problemas como trastornos del sueño o dificultades para masticar, tragar o hablar.

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn causa inflamación del sistema digestivo. Pertenece a un grupo de enfermedades llamado enfermedad intestinal inflamatoria.

La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier área desde la boca hasta el ano. Suele afectar la parte baja del intestino delgado, llamada ileon. En estos casos una reparación del intestino con productos naturales y una regeneración de la flora suelen ser la única alternativa para mejorar este trastorno.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y la médula espinal. Lesiona la vaina de mielina, el material que rodea y protege las células nerviosas. La lesión hace más lentos o bloquea los mensajes entre el cerebro y el cuerpo, ocasionando problemas locomotores y de coordinación.

Se trata de una enfermedad con tendencia degenerativa, pero hoy en día existen tratamientos que pueden ayudar a frenar el deterioro en mayor o menor medida.

Embarazo

El embarazo es un periodo delicado para la mujer a nivel orgánico, ya que el cuerpo pasa a través de multitud de cambios en su proceso de adaptarse a su nueva situación. Es muy importante que las embarazadas o las mujeres con deseo de quedarse embarazadas acudan a un especialista que las asesore en cuestiones nutricionales y de hábitos de vida, con el objetivo de optimizar y depurar su cuerpo y de esta forma mejorar su condición para dar a luz a un bebé saludable.

Trastornos de visión

Existen multitud de problemas de visión y sus causas son muy diversas. A nivel general, diremos que el ojo, como cualquier órgano del cuerpo, necesita nutrientes para evitar su degeneración y mantenerse saludable. También necesita estar limpio y lubricado para estar al máximo de su capacidad funcional.

Trastornos frecuentes relacionados con la vista son las cataratas, glaucoma o tensión ocular, mácula, irritaciones y molestias ocasionadas por toxinas internas.